Encontraron 7 mil toneladas de productos acaparados

1282_8 A
13 de junio, 2014 - 1:35 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Venalcasa ocupará la empresa para verificar que los procedimientos se cumplan correctamente

Caracas — Durante una fiscalización realizada en el estado Portuguesa como parte de la segunda ofensiva económica, se detectaron los delitos de acaparamiento, boicot, contrabando de extracción y desestabilización económica en la empresa Arroz Acarigua C.A., en la cual encontraron 7 mil toneladas —siete millones de kilos— de productos, entre arroz, leche, azúcar.

En la inspección estuvo jefe del Órgano Superior de la Economía, Hebert García Plaza, el gobernador de Portuguesa, Wílmer Castro Soteldo, inspectores, un equipo del Ministerio para la Alimentación y más de 150 trabajadores de la planta.

Mediante un mecanismo de auditorías en tiempo real al sistema automatizado de distribución de alimentos para el control agroalimentario, se determinó que a la empresa llagaron aproximadamente 21 toneladas de leche en polvo que, según denuncias, fueron desviadas de la planta donde debía realizarse su respectivo empaquetamiento.

Había un lote en dos camiones que estaban siendo desviados y cuya guía no tenía relación alguna con la utilización correcta del producto; el otro, unas 14 toneladas adicionales estaban en los patios de los dueños de la empresa. Luego de esto se dio la fiscalización.

La planta recibe la materia prima del Estado a través de la Corporación Casa.

El Ministerio para la Alimentación, a través de Venezolana de Alimentos (Venalcasa), ocupará la empresa para verificar que los procedimientos de importación, almacenamiento, trillado, procesamiento, empaquetamiento y la distribución se cumplan correctamente para garantizar que el producto llegue a quien lo necesita.

Los dueños de la empresa abandonaron las instalaciones, sin embargo, el proceso administrativo sigue bajo la responsabilidad de ellos por lo que el Ministerio Público dictará medidas de aprehensión para que estas personas se pongan a derecho.

Comente