Empresas de la competencia terminarán cerrando en los próximos meses

qpplaceholder
1 de mayo, 2014 - 1:22 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La tensión e incertidumbre arropa a los trabajadores de la planta de Alimentos Polar, que elabora las pastas Primor y Gran Señora, pues desde su forzosa paralización de este martes, a consecuencia del retraso en la liquidación de divisas por parte del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), para la compra de la materia prima, no han recibido ninguna respuesta por parte del Gobierno nacional.

Ayer,  en las afueras de las instalaciones de la empresa en Kilómetro 8 de la vía a Perijá, cientos de trabajadores protestaron pacíficamente por su derecho al trabajo y por la seguridad alimentaria, de la que tanto habla el Gobierno y que, con este cierre aseguran disminuirá el 30% de la producción nacional de este rubro.

Manioglis Fernández, empleada de la planta, destacó que las empresas de la competencia como Cargill, Mosaca, Capri, Sindoni y La Comisana, tendrán la misma suerte en los próximos meses, pues también sentirán los latigazos de la demora del pago a los proveedores internacionales del trigo.

Recalcó que si el panorama no cambia, la pasta y todas sus variedades desaparecerán de la mesa del venezolano.

Por su parte, Jhonatan Pirela, también trabajador de alimentos Polar, dijo que el único sustento que tiene  para mantener e su familia es su empleo y siente miedo de quedarse sin él. «Pedimos al presidente de la República que considere la situación de pàstas Primor y desembolse las divisas necesarias para el pago a los proveedores y así restablecer las operaciones».

Para hoy los empleados y contratados realizarán una caravana hasta la iglesia Claret en Maracaibo y mañana hasta la Basílica de la Chiquinquirá, partiendo desde la sede de la empresa en San Francisco. Detallaron que el próximo lunes llevarán a cabo una rueda de prensa para continuar con su voz de protesta. 

Comente