Como ahorrar sin disminuir la calidad de vida

1257_9 (3)
19 de mayo, 2014 - 1:14 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Sincerar gastos, sembrar, no pagar sobreprecio y controlar el uso de la tarjeta de crédito pueden hacer una gran diferencia en el presupuesto de los venezolanos.

En los últimos años los venezolanos y extranjeros que habitan esta tierra de gracia, han estado sometidos a muchos cambios, la situación política ha llenado de estrés y energía tanto a los que apoyan al Gobierno, como a los que lo adversan en cada decisión, lo cierto es que se esté del lado que se esté la situación económica se siente por igual, estamos en el tiempo del ahorro, pero muchos no saben cómo hacerlo, pues ciertamente cifras de hace menos de cuatro años nos ubican entre los primeros lugares del consumo en muchos rubros como cosméticos, dulces, entretenimiento, marcas de tradición,  entre otros, eso sin contar con el hecho de que por nuestra bonanza petrolera y los bajos costos de combustibles y servicios públicos nos permite derrochar elementos naturales vitales para la supervivencia del planeta.

El presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, indicó el pasado 16 de marzo del 2014, en una entrevista televisiva, que debido a distintos factores internos del país se esperaba «un desequilibrio en la economía que se debe superar», al tiempo que le revelaba al país que se proyectaba «un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 4%», así como también, que se estaban haciendo los ajustes necesarios y corrigiendo las variables para favorecer a los venezolanos.

A este esfuerzo por mejorar la economía del país se han unido asociaciones de la vida productiva, grandes y pequeños productores, empresarios, comerciantes de distintas regiones del país, en fin el aparato económico en pleno se encuentra jugando a levantar los valores de PIB, controlar la inflación y por lo tanto mejorar la calidad de vida de la Nación, estos  junto al Ejecutivo nacional se han sentado en las mesas de la ofensiva económica para realizar propuestas que ayuden a la entrada de divisas a la Nación, salir de las deudas con proveedores, abastecer los mercados nacionales con importación y con producción nacional, y cree confianza en los inversionistas propios y extranjeros.

De igual modo, la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE), se encuentran, desde la aprobación de la Ley de Costos y Precios Justos en enero de este año, publicando los precios justos por rubros y trabajando en fiscalizaciones de mercados para evitar el acaparamiento, la usura y el sobreprecio, en compañía del ministro para las Industrias José David Cabello, de Comercio, Dante Rivas, Ivan Gil, ministro de Agricultura, el jefe de la cartera de Economía, Finanzas y Banca Pública, Rodolfo Marco Torres, y el vicepresidente del Área Económica, Rafael Ramírez, unidos a los gobernadores de los estados. De igual manera han comenzado a trabajar para impedir el contrabando de extracción junto a las autoridades policiales y de la Guardia Nacional Bolivariana.

Ahora bien, si el Gobierno y los comerciantes formales están haciendo su parte, que pueden hacer el resto de los venezolanos para poner su grano de arena y ayudar a que el país salga adelante y  controlar la inflación, aquí le damos  cinco consejos para hacer lo que le corresponde y estirar lo más posible su sueldo mensual.

1.- Presupueste sus gastos

Para  Jesús Márquez, administrador y docente de la Universidad Experimental Rafael María Baralt, lo vital para poder estirar el sueldo es presupuestar los gastos, «hay costos operacionales que no se pueden obviar, como los servicios públicos por ejemplo, y los gastos en alimentación y colegio y esos son los que deben encabezar la lista», dijo.

Para Márquez, el consumidor debe sentarse a sincerar la inversión que realiza en ropa, accesorios, perfumería que no son tan necesarios y se pueden suprimir o intentar darle más vida útil, gastos en refrescos por ejemplo, en equipos de tecnología, en tiempos de recesión se omiten, dijo.

Quizá con esto el sueldo no le alcance como para ahorrar, pero por lo menos no aumentará sus deudas.

2.- Tenga su huerto

El expresidente fallecido Hugo Chávez, en dos oportunidades propuso esta opción como válida para lograr un ahorro del presupuesto, pero esto va mucho más allá, pues los beneficios son mayores que el simple hecho de poder consumir el producto fresco y evitar tener que gastar en algo que podemos producir con nuestras manos y que la materia prima es de fácil acceso, pues las semillas se encuentran en las frutas y verduras que compramos, y luego estará en la que cosechamos.

El conocido arquitecto venezolano,  Fruto Vivas, ha propuesto la llamada arquitectura sustentable cuyo basamento es el de lograr que la misma sirva para mejorar las condiciones climáticas de la vivienda y para eso usa un sinnúmeros de estrategias, pero nunca ha dejado de lado sino más bien apoya el hecho de tener plantas dentro o alrededor de las viviendas,  pues esto ayuda a reducir considerablemente el uso del aire acondicionado, ya que disminuye la temperatura en el hogar.

De igual manera, distintas investigaciones han demostrado que las personas que dedican parte de su tiempo a sembrar son más felices y tienen una mejor calidad de vida, la Universidad de Arkansas publicó recientemente datos increíbles al respecto que indican, que las mujeres que practican la jardinería adecuadamente presentan casos de osteoporosis y otros problemas en los huesos en menor cantidad que nadadores, corredores y mujeres que hacen ejercicios aeróbicos, además que esforzarse en mantener la belleza del jardín también es bueno para aquellos que sufren de diabetes, los doctores recomiendan al menos 150 minutos de actividad física a la semana por lo cual aquellas personas que sufren de diabetes y desarrollan la jardinería logran controlar mejor la enfermedad que aquellos que no lo hacen.

3.- Recicle

En muchas oportunidades botamos a la basura envases de vidrio o plástico que nos pueden servir para guardar alimentos en la nevera que deseamos conservar por poco tiempo, o para obsequiar dulces caseros a amigos y familiares, solo por guardar estos contenedores nos podemos ahorrar una buena cantidad de dinero, igual pasa con los desechos orgánicos si tenemos un jardín o huerto en el patio de la casa, podemos aprovecharlos para abonar la tierra, con estos consejos no solo evitaremos el derroche de dinero, sino que estaremos pensando verde y evitamos el calentamiento global.


4.- No pague sobreprecio y denuncie al especulador

Constantemente nos estamos quejando de que pagamos sobreprecio en muchos rubros, pero por más que el Gobierno venezolano haga esfuerzos exorbitantes para controlar a inflación el pagar sobreprecio en los artículos o los pasajes de los carritos alimenta considerablemente el circulo vicioso del sobreprecio del comerciante informal y desmejora la calidad de servicio de los profesionales del volante, solo si luchamos contra esto podemos ayudar a los demás y ayudarnos a nosotros mismos.

Los teléfonos para denunciar al especulador son 0800-RECLAMA 0800-(7325262) y (0212) 393.88.91 y 393.88.92, en cuanto a los choferes de tránsito puede hacerlo en la Central Única de Transporte, ubicada en la avenida  2 El Milagro cerca del Hospital Central de Maracaibo o en las oficinas de las alcaldías o ante los agentes de las policías municipales.


5.- Trate de no gastar con la tarjeta de crédito

Ver la tarjeta de crédito no como una extensión del sueldo, sino más bien como una herramienta que solo debe usarse en caso de emergencia, pues la cuenta llega a finales del mes y los intereses aumentan la crisis económica personal o familiar  trata de pagar con efectivo todos tus gastos.

Fotos: Agencias

Comente