Comenzó a trabajar el Consejo Nacional de Economía

1852_9A_01
21 de enero, 2016 - 12:25 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Sector público y privado se dieron cita ayer en el Palacio de Miraflores para iniciar las mesas de trabajo del Consejo Nacional Económico

Foto: Agencias

Trabajará a partir de 9 motores de desarrollo: hidrocarburos, petroquímico, agroalimentario, minero, telecomunicaciones, construcción, industria, turismo y exportaciones. Vicepresidente Salas: estamos de acuerdo,  el sector público y privado, en atender principalmente el abastecimiento, las colas y los precios justos

Caracas – Este miércoles sesionó por primera vez el Consejo Nacional Económico Productivo, cuya instalación realizó el Vicepresidente Ejecutivo de la República, Aristóbulo Istúriz en el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores.
Un total de 45 personas forman parte de esta instancia que busca el incentivo en diferentes rubros, alternos a los hidrocarburos.

El Consejo trabajará a partir de nueve motores de desarrollo: hidrocarburos, petroquímico, agroalimentario, minero, telecomunicaciones, construcción, industria, turismo, Exportaciones y contó con la participación de gobernadores, alcaldes y sector público y privado.

El vicepresidente de Economía Productiva, Luis Salas, destacó que el Gobierno Nacional está creando las condiciones para las transformaciones estructurales necesarias para avanzar en materia económica, que permitirá normalizar el abastecimiento de productos, acabar con la especulación y generar precios justos.

Consideró que la guerra económica y la especulación afecta en un principio a los trabajadores que tienen un salario fijo, pero también a los comerciantes por las caídas de las ventas.

«Yo creo es hora de llegar a un entendimiento con respecto a estas materias y es lo más importante, que permitamos establecer una estabilidad, normalidad en la cotidianidad de la gente, eliminar el tema de las colas y normalizar el tema del abastecimiento. En ese sentido, crear las condiciones para dar un cambio definitivo estructural en la economía venezolana. Eso es lo que tiene que ver la economía productiva donde ha venido insistiendo el presidente Maduro», explicó.

Pese a las diferencias políticas, Salas dijo que la gran mayoría de los empresarios privados, públicos y consejos comunales están de acuerdo en que se debe atender principalmente los temas de abastecimiento de productos de primera necesidad, las colas en los supermercados y precios justos.

Gremios

El anuncio de decreto de Emergencia económica ha causado revuelo en los gremios que hacen vida en el país pues consideran el mismo no ataca la verdadera causas de la crisis.

El primer vicepresidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), Carlos Larrazábal, manifestó que la crisis no obedece a la caída de los precios del crudo si no que inició desde el año 2000 con los ataques a la actividad privada y en 2007 con las expropaciones.

Asimismo, Alfonso Riera, primer vicepresidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), resaltó que para solucionar cualquier problema «hay que ceder y aceptar cuotas de responsabilidad». «Creo que la premisa debiese ser todos hemos errado,  partamos de cero, reflexionemos este asunto», acotó el economista.

Riera recordó que el Plan de la Patria no puede estar por encima de la constitución nacional, como plantea el Decreto de Emergencia Económica que, además fue rechazado en referendo.

Considera que la única solución a la crisis es trabajar de la mano con el sector privado para «racionalizar el modelo económico. «Hay que desmontar los controles» de cambio y de precios.

Por su parte, el presidente de Fedecámaras-Zulia, Carlos Dickson, en una primera reunión con los diputados electos de la MUD en la región, manifestó las reservas y preocupaciones que han generado los Artículos 2 y 4 del Decreto de Emergencia e insistió en que se debe ir a un proceso consensuado de desmontaje del control cambiario, destrabar el funcionamiento de las Empresas por el abrumador peso de la permisología para aumentar la producción nacional y construir un diálogo tripartito entre trabajadores, gobierno y empleadores para atenuar los efectos negativos de la crisis económica. Así como también la reversión  a sus antiguos propietarios las empresas expropiadas.

De igual forma, el presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, consideró que el Decreto anularía las facultades de la Asamblea Nacional (AN) otorgando funciones a quienes anteriormente causaron la distorsión económica causante de la crisis, por lo que recomendó al Parlamento no aprobarlo.

Olalquiaga precisó que el ejecutivo debería cambiar el rumbo en materia cambiaria y controles y regulaciones de precios pues no son facultades que pueda asumir la AN para reimpulsar el aparato productivo nacional.

El representante de la cúpula industrial consideró que la instalación del Consejo Nacional de Economía es positiva si se avoca a dar respuestas adecuadas a la crisis haciendo participe a todos los sectores productivos del país.

Entretanto, Fedeindustria considera que el Decreto de Emergencia Económica es una oportunidad para relanzar a la pequeña y mediana industria nacional. Por ello la organización expresó que «respaldará todas las acciones contempladas en este instrumento propuesto por el gobierno del presidente Nicolás Maduro».

Puerto Libre

La Cámara  de Comercio del Estado Nueva Esparta fijó posición frente al Decreto de Emergencia Económica señalando que no resuelve la delicada situación que el país atraviesa.

El presidente del organismo, Teodoro Bellorín lamento que con el decreto se aleje la posibilidad de recibir divisas en el puerto libre de la entidad que permitan la reactivación del mismo.

Bellorín aseguró que el plan del Gobierno «no va al fondo del asunto y no resuelve la situación».

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente