Es la primera vez en la historia que un país petrolero cae en default de su deuda

Bonos venezolanos pierden valor tras declaratoria de ISDA

6A
17 de noviembre, 2017 - 8:44 pm
Ricardo Serrano / [email protected]

La firma Torino Capital sugiere que el Gobierno tendría que hacer un recorte adicional de importaciones para estabilizar su cuenta corriente y hacer pagos que revaloricen los bonos vencidos. Deuda total es $150 millardos

Foto: Agencias

Caracas – El impacto de la decisión de la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA) de declarar al gobierno venezolano y a PDVSA en default ocasionó que el mercado se mostrara hermético ayer ante la fluctuación en bolsa de los bonos de deuda que el Gobierno vende en el mercado financiero internacional.

Un informe de la agencia Bloomberg evidenció que los bonos soberanos de la República cerraron la jornada bursátil de ayer en terreno negativo.

Los cupones del bono Venz 2018 perdieron 1,4% y 0,15% de su valor. El Venz 2020 bajó 0,5 %. El 2023, -2,9%; el 2024, -1,3%; el 2025, -1,5%; el 2026, -1,6%; el 2027, -3%; el 2028, -2,3%; el 2031, -0,3%; el 2034 y el 2038 en -1%. Todos tuvieron una pérdida promedio de 29,9 a 241,5 puntos de su cotización.

Por otro lado, los bonos de PDVSA tuvieron pérdidas de mayor magnitud debido a los efectos de renuencia en el mercado a transar esos títulos públicos calificados en el rango de default por los bancos de inversión JP Morgan Chase, Goldman Sachs, Elliot Management, Citadel, BNP Paribas, Citibank, Deutsche Bank y la Société Générale.

El bono PDVSA 2020 descendió 1,7%; el 2021; -3,1%; el 2022, -4,5%; el 2024, -3,1%; el 2026, -4%; el 2027, -4%; el 2035, -4,2% y el 2037 bajó -3,4%. Todos experimentaron pérdidas promedio de 16,3 a 51,7 puntos de su valor.

Ambos instrumentos habían tenido el jueves altas cotizaciones en el mercado luego del acuerdo de reestructuración de la deuda con Rusia firmado el miércoles, pero esas ganancias se desplomaron y fueron echadas por tierra a causa del impactó que generó la decisión del Comité de Mercado para América Latina de la Asociación de Derivados, a la cual están adscritos los 441 acreedores que financian la deuda de Venezuela.

Según un estudio de la Oficina de Estadísticas Laborales de EE UU, en el cual se basaron los acreedores para tomar tal decisión aunado al historial de pagos de Venezuela, la inflación anual del país hasta el día en que ISDA declaró el default es de 3.160,1 %.

Solo hay para la deuda

De acuerdo con Francisco Rodríguez, director del Banco de Inversión Torino Capital, el país posee  actualmente en su cuenta corriente recursos para pagar bonos «siempre y cuando otras deudas se retrasen o se reestructuren», aseguró.

La firma que administra calificó ayer en un informe como «un proceso largo y de resultados inciertos» la estrategia del Gobierno para lograr el refinanciamiento de la deuda externa total por $150 mil millones.

«No hubo oportunidad para que los tenedores de bonos hicieran preguntas; tampoco para que los otros miembros de la Comisión ofrecieran mayores detalles. El Gobierno no presentó una propuesta de reestructuración o refinanciamiento de la deuda ni explicó cómo la refinanciación ayudaría a mejorar la capacidad de pago de la economía», detalla el reporte especial de la consultora.

Otro retraso

Precisamente, el mismo día en que ISDA declaró en default a Venezuela, el pasado jueves 16 de noviembre, el Gobierno debió cancelar un pago de un cupón de deuda por 135 millones de dólares correspondiente al PDVSA 2024. No se hizo.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente