Una cebra convertida en león

1300_depo-(1)_01
1 de julio, 2014 - 1:00 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto:AFP

Desde su llegada al Mundial, a Costa Rica le han llamado «zebra» (cebra), el término que en Brasil se utiliza para aludir a lo inesperado, a los equipos con los que nadie parece contar en un principio. Ahora los «ticos», ya en cuartos de final, se han convertido en depredadores. Lo que en otros países se conoce como «Cenicienta», «outsider», «revelación» o con otros términos similares, en el país del Mundial 2014 tiene una alusión animal que se remonta al siglo XIX, cuando el barón Joao Batista Viana Drummond, impulsor del parque zoológico del barrio de Santa Isabel de Río de Janeiro, ideó una manera de incrementar las visitas. Fue con un juego de azar, en el que cada persona recibía con la entrada un boleto con un animal y si al final de la jornada ese boleto coincidía con «el animal del día», se ganaba el premio, el reembolso de varias veces el importe de lo pagado por el tique.

En la lista de 25 animales estaba el león, el tigre, el oso, el cocodrilo, el pavo o la vaca, entre varios otros. Pero no la cebra. De aquel juego del barón Drummond, en Brasil ha quedado el término «zebra» para designar a alguien que no está en la lista, al que no se le espera, que parece invisible, pero que también está ahí. Y así se consideraba a la «Sele» desde el día uno, sobre todo estando en un potente grupo junto a tres excampeones mundiales, Uruguay, Italia e Inglaterra.

Antes del partido ante los «helenos», los integrantes del equipo costarricense fueron preguntados por esa consideración de «cebras» y si se sentían molestos por ese término.

«Llegamos con el sobrenombre de cebra, pero hemos sorprendido al mundo futbolístico. Nosotros confiábamos en que podíamos hacer las cosas bien. No tenemos un techo fijo, queremos llegar lo más largo posible», afirmó el mediocampista Michael Barrantes.

Su seleccionador, Jorge Luis Pinto, ha ido avisando en los últimos días que Costa Rica no tiene complejo de inferioridad ante nadie y que aspira a lo máximo en este Mundial. «Somos hombres ambiciosos, queremos crecer más. Vamos a enfrentarnos a un equipo importantísimo, de talla mundialista, con jugadores de gran calidad. Ya mandé grabar el partido de Holanda (ante México el domingo, 2-1). Vamos a analizar bien a Holanda y a pensar qué hacer en el próximo partido», avanzó tras el partido ante los griegos. Un equipo que se ha ganado el elogio de todos y que ya ha hecho historia: ninguna selección de Costa Rica había llegado tan lejos en el torneo, ni siquiera el mítico plantel de Italia 1990, que se quedó en los octavos de final al perder 4-1 con Checoslovaquia.

Comente