Un niño afgano cautivó al mundo

1863_F-Agencias_01
1 de febrero, 2016 - 2:32 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Las imágenes de Murtaza ataviado con una bolsa plástica de rayas verticales azules y blancas con el nombre de Messi y el número 10 escrito a bolígrafo, emulando el dorsal de su ídolo en la selección argentina, han dado la vuelta al mundo durante las últimas semanas

El pequeño Murtaza, un niño afgano de 5 años que desde hace días arrasa en las redes sociales tras hacerse virales unas fotos en las que viste una camiseta de Messi hecha con una bolsa de plástico, por fin va a conocer a su ídolo. «La dirección de la Federación Afgana de Fútbol (AFF) ha recibido correos electrónicos de Lionel Messi y del FC Barcelona en relación al encuentro», informó a Efe el portavoz de la AFF, Syed Ali Kazemi. Las imágenes de Murtaza ataviado con una bolsa plástica de rayas verticales azules y blancas con el nombre de Messi y el número 10 escrito a bolígrafo, emulando el dorsal de su ídolo en la selección argentina, han dado la vuelta al mundo durante las últimas semanas.

Si bien todavía no habla de forma fluida, el niño acertó a explicar a Efe por vía telefónica lo mucho que le gusta «Meshi» y cuánto desea «conocerle y jugar» con él. Murtaza, perteneciente a la minoría étnica hazara (de origen mongol), llevaba tiempo pidiendo a su familia una camiseta del argentino, pero en su remoto lugar de residencia no es posible conseguir tal artículo, indicó a Efe su padre, Ahmadi. «Incluso se despertaba en el medio de la noche y comenzaba a llorar en su cama, hasta que un día encontró una bolsa de plástico y se la llevó a sus hermanos para que le hiciesen una camiseta de Messi», detalló el humilde agricultor. Arif Ahmadi, padre de Murtaza: «El realmente ama a #Messi, pero no teníamos dinero para comprarle una camiseta»

Team Lionel Messi

Mantiene que el improvisado dorsal ha sido como un «remedio» para su hijo, quien ahora lo viste para jugar con sus amigos mientras asegura a gritos que «es Messi».El chico se pasa el día jugando al fútbol con un balón de voleibol y las botas altas de su padre, ya que su familia no se puede permitir el equipo adecuado.También sigue los partidos de su ídolo los días soleados, gracias al panel solar que Ahmadi ha instalado con una batería de coche para hacer funcionar la televisión en una aldea sin corriente eléctrica.

Comente