Sigue escándalo por Mundial 2006

1767_14A(silueta)-AFP_01
24 de octubre, 2015 - 2:20 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

El expatrón de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) Theo Zwanziger calificó de mentira las explicaciones de la actual dirección sobre el controvertido pago de 6,7 millones de euros a la Fifa y denuncia la existencia de una «caja negra» al servicio de la candidatura alemana al Mundial 2006.

«Es claro que hay una caja negra en la candidatura alemana al Mundial», declaró Theo Zwanziger, presidente de la DFB entre 2006 y 2012, según un extracto del artículo de Der Spiegel que se publicará hoy. Según él, el exvicepresidente del comité de organización del Mundial, Horst Schmidt le habría comentado que los 6.7 millones de euros fueron pagados a un miembro del comité ejecutivo, Mohamed Bin Hammam, el expresidente de la Confederación Asiática (AFC) actualmente inhabilitado de por vida.

Para Zwanziger «Niersbach miente»

Reacciona también a las enrevesadas explicaciones el jueves del actual presidente de la DFB, Wolfgang Niersbach, que desmentía la existencia de una caja negra. Según Zwanziger, «Está claro que el actual presidente de la DFB está al corriente desde hace tiempo, al menos desde 2005, y no desde hace unas semanas como pretende hacernos creer. Por lo que veo, Niersbach miente». «No hay caja negra ni sobornos para obtener votos», martilleó en la víspera Wolfgang Niersbach, por sospechas de corrupción en la atribución del Mundial 2006.

Según el presidente de la DFB, Sepp Blatter y la leyenda del fútbol Franz Beckenbauer tuvieron una «reunión cara a cara» en enero de 2002 durante la que el presidente de la Fifa evocó una subvención de 170 millones de euros con el fin de ayudar a Alemania a organizar el Mundial 2006. Las condiciones de pago debían aclararse con la Comisión de Finanzas de la Fifa. Según Niersbach, este último reclamó 6,7 millones de euros para desbloquear la subvención, una suma que fue transferida por el patrón de Adidas, Robert Louis-Dreyfus, ya fallecido. La Fifa rechazó estas afirmaciones. La dirección de la DFB, que se reunió ayer en Dortmund, aportó su apoyo a Niersbach, declarando en un comunicado que «continuará el camino de una explicación completa de todos los reproches relacionados con el Mundial 2006».

Comente