Serie del Caribe renovada

1864_E-Agencias_01
2 de febrero, 2016 - 1:54 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Hace cuatro años, justamente la última vez que la Serie del Caribe se celebró en el Estadio Quisqueya (ahora también conocido como el Estadio Quisqueya Juan Marichal), el certamen se veía en su momento de menos brillo.

La contienda se decidió en apenas la cuarta fecha, cuando los Leones del Escogido (Dominicana) aseguraron el título faltando dos días más para terminar el evento. Es decir que los últimos cuatro partidos de la Serie fueron anticlimáticos. De hecho, el 2012 fue el segundo año consecutivo en que la corona no se definió de manera emocionante en un último juego, ya que en el 2011 los Yaquis de Obregón (México) vieron el partido decisivo por televisión y luego volvieron al Estadio Isidro García de Mayagüez, Puerto Rico para levantar el trofeo.

Comenzaron los cambios

De ahí en adelante, todo ha cambiado. A partir del Hermosillo 2013, la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe implementó un nuevo formato del Clásico Caribeño con una final de «vida o muerte» para decidirlo todo. Y ahora tenemos dos semifinales, además de la gran final. Pese a lo que se podría calificar como una manera de premiar menos a los equipos que hayan jugado mejor a lo largo del formato de «todos contra todos», no se puede negar que la Serie del Caribe ha recobrado algo del color y de las emociones de antes-siempre con un toque que va acorde con los nuevos tiempos. Y por supuesto, la inclusión de Cuba desde el 2014 como «invitado especial» es otro elemento que ha matizado el evento de manera positiva.

No le faltará color a la edición del 2016, que inició ayer entre los mismos Leones del Escogido (R.D.), Venados de Mazatán (México), Tigres de Aragua (Venezuela), Cangrejeros de Santurce (Puerto Rico) y Ciego de Avila (Cuba).Además de las actividades culturales y de diversión dentro y fuera del estadio, habrá por primera vez en la historia del evento un «Festival de Jonrones» con figuras de la talla de los dominicanos David Ortiz, Robinson Canó y Vladimir Guerrero, además de la superestrella venezolana Miguel Cabrera y el cubano Alfredo Despaigne.

Comente