Saplez descuidó su objetivo

1619_G-Agencias_01
27 de mayo, 2015 - 5:41 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Sin recursos se encuentran las Pequeñas Ligas por un mal funcionamiento de Saplez

Foto: Agencias

Cuando en 1964 se creó la Fundación de Amigos de las Pequeñas Ligas (Saplez), se hizo con el propósito de encargarse de lograr la adquisición de fondos económicos, para soportar la existencia de la única Liga que existía en ese momento.

Pero con el transcurrir del tiempo todo dentro del sistema comenzó a deteriorarse, y lo que antes era un modelo de dirigencia deportiva a seguir, comenzó a presentar fallas estructurales que hoy están causando daños increíbles a la organización.

Ayer en conversación sostenida con la señora Judith de Negrette, presidenta de las Pequeñas Ligas de Venezuela, nos entera de que la Saplez tiene más de ocho años que no da señales de vida, o sea, dejó de funcionar.

¿Cuál es la misión de la Saplez?

La Saplez se encargaba, con ese objetivo fue creada, de establecer las campañas de recolección de fondos para las Pequeñas Ligas. Esa era su misión fundamental. Pero, según nos contó la señora Negrette, comenzó el retiro de las personas que durante años habían realizado un estupendo trabajo al frente de la misma.

La actual situación nos llevó a recordar detalles al respecto. Cuando se fundó la sociedad se encargaba de mantener contacto con las empresas privadas y del estado para hacerles saber las necesidades y de la ayuda que se esperaba de ellos. Solo existía la categoría infantil y las cosas no resultaban tan difíciles de solucionar.

Pero el movimiento comenzó a crecer y llegó a cinco divisiones y cada una de ellas asumió el deber de asistir a los campeonatos latinoamericanos, pero mientras las PL crecía, la Sociedad de Amigos  se debilitaba cada vez más.

La situación creada los llevó a confiar en «papa estado», que debía aportar todo el dinero requerido para asistir a esos eventos internacionales.

Sin campañas

Desaparecieron las campañas de recolección de fondos, cuando bien es sabido que años atrás periodistas, médicos, abogados y todo tipo de profesionales universitarios fueron «riferos» de lujo para evitar pasar malos ratos por falta de recursos.

El próximo mes los equipos campeones deben comenzar a viajar, pero no hay dinero para ello, solo dos categorías han asegurado el viaje gracias al aporte del 50% del costo de los pasajes aportados por las gobernaciones de Zulia y Lara, respectivamente. Ahora se busca con desespero el otro 50% para que la situación se finiquite. También es cierto que la Saplez debía contar con una buena cantidad de dinero disponible para que el Gobierno no tuviera que aportar todo.

La situación se agrava por cuanto a esos viajes asisten personal de apoyo que pareciera ser demasiado y la que ha traído como consecuencias enfrentamientos entre padres y representantes que desean viajar, cuando no debe ser de ese modo.

Aunque no se lo planteamos a la señora Negrette,  ya se sabían los constantes enfrentamientos que se dan pues según los rumores que se viene dando cada año, pareciera ser que la Liga Coquivocoa es la dueña y ama de la organización y ningún reclamo que se haga en su contra se sentencian a su favor.

La situación es verdaderamente seria y habría que reinventar a la Saplez y comenzar por reclinar caras nuevas para las ligas y el directorio de las Pequeñas Ligas.

Comente