San Luis Vencer o morir

1068_deportes-1_01
30 de octubre, 2013 - 12:23 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Cuesta arriba la tienen los Cardenales de San Luis si quieren conseguir un nuevo título de Serie Mundial. Este miércoles enfrentarán a las Medias Rojas de Boston en el mítico Fenway Park y, aún ganando ese encuentro, disputarían un séptimo y definitivo juego en el mismo coso.

Para el jardinero de los Cardenales, Carlos Beltrán, se acabó el margen de error. Si pretenden ganar su segundo campeonato de las Grandes Ligas en tres años, tendrán que hacerlo similar al del 2011, pero en patio ajeno.

«Tenemos que buscar ganar» habla tras la derrota de los Cardenales sobre los Medias Rojas en el quinto juego de la Serie Mundial. Los Cardenales perdieron 3-1 ante los Medias Rojas de Boston el quinto juego de la última instancia, que dejaron atrás 3-2, en el último del año en el Busch Stadium de San Luis.

Poca ofensiva

«Pero tenemos que encontrar la manera de sacar el primer juego allá y llevar esto a un séptimo partido, en el que todo puede suceder». Beltrán reconoció que el principal problema en los primeros cinco juegos del Clásico ha sido la escases de ofensiva.

Y cuando encuentran la manera de llegar a las bases el bateo oportuno casi ha desaparecido. Los Cardenales dejaron 20 hombres en las bases entre los juegos tres y cuatro; en el quinto ni siquiera eso; sólo dos corredores en los senderos, después de que apenas pudieron conectarle cuatro hits al pítcher de los Medias Rojas, Jon Léster.

El mánager de los Cardenales ha intentado de todo, incluso hasta poner en la alineación de inicio, como primera base, a Allen Craig, apenas minutos antes de comenzar el encuentro. Craig está lastimado del pie izquierdo y sufre de manera visible hasta para caminar.

«Gran reto»

La última vez que un equipo ganó los Juegos 6 y 7 como visitante para coronarse en el Clásico de Otoño fue hace 34 años, cuando Piratas de Pittsburgh venció a Orioles de Baltimore. «Creo que todo debe comenzar con la mentalidad de que es un gran reto, tal vez el más grande de nuestras carreras», dijo Matheny.

«Es una gran oportunidad de ir y probar qué clase de equipo somos y qué tan fuertes somos mentalmente». «Después todo tendrá que ver con la ejecución», añadió. «Tenemos que olvidarnos de cualquier estadística o pronóstico, y de cualquier tipo de situación externa. Solo tenemos que ir, salir a jugar y tratar de ejecutar».

Fotos: AFP

Comente