Quedó gratamente sorprendido

Retiraron el número de Wilson Álvarez

8 y 9 A -(Silueta y fondo)
6 de diciembre, 2016 - 9:03 am
Prensa Aguilas del Zulia

Álvarez formó parte como lanzador en cuatro de los cinco equipos campeones en la liga venezolana

Foto: Cortesía

«El Intocable» como es conocido Wilson Álvarez será el quinto jugador en la historia de casi 50 años de las Águilas del Zulia que verá su número colgado en la entrada del Estadio Luis Aparicio de Maracaibo, cuando su dorsal  47 sea retirado en los próximos días por el equipo. «La verdad es algo que no esperaba, le doy las gracias a quienes tuvieron que ver en esta sorpresa» dijo el zurdo, actual coach de pitcheo del equipo.

Álvarez formó parte como lanzador en cuatro de los cinco equipos campeones en la liga venezolana, destacando la temporada 91-92 cuando ganó la triple corona de pitcheo en la liga  al dejar marca de ocho victorias sin derrotas efectividad de 1.47 y 64 ponches propinados.

«En mi carrera tengo que agradecerle a muchas personas, en especial a mi madre que siempre me llevaba desde niño a los juegos y a ella en especial le dedico esto, al igual que a mi esposa y a toda mi familia» dijo emocionado el de Santa Lucía. «En el terreno de juego tengo que agradecerle a Jesús Marcano Trillo al igual que al señor Rubén Amaro Mora, fueron personas que me ayudaron al comienzo de mi carrera con el equipo, de igual manera con quienes comparto hoy en el cuerpo técnico del equipo como Lipso Nava, Lino Connel, Luis Ordaz, Alex Delgado, Rainer Olmedo y ‹El Gato› Edwin Moreno», acotó.

Estadísticas

En 12 campañas con los rapaces ganó 28 juegos perdió 18, dejó efectividad de 2.49 al permitir 104 carreras limpias 375.2 capítulos lanzados donde abanicó a 244 rivales y otorgó 168 bases por bolas.

En post temporada  dejó récord de 13 ganancias, cinco caídas y 1.61 de efectividad.

El número de Wilson se unirá al número 20 de Leonel Carrión, el 1 de Pompeyo Davalillo, el 36 de Rubén Amaro Mora y el 11 de Luis Aparicio Montiel como números retirados de la franquicia occidental.

Comente