Resucitó el «scratch»

1403_deportes-1_01
12 de octubre, 2014 - 12:15 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: AFP

De la mano de Neymar y con dos goles del delantero Diego Tardelli, Brasil lavó su imagen con buen fútbol luego de la caída estrepitosa en su «Mundial» al derrotar 2-0 a la selección Argentina en el «Superclásico» celebrado en el Estadio Nacional de Pekín.

En la previa del amistodo, los dos astros del FC Barcelona, Neymar y Lionel Messi, eran los principales protagonistas del duelo, pero fue Tardelli, quien hizo su estreno goleador con el equipo «auriverde» para decidir el triunfo. Con 29 años, el nuevo «9» de Brasil aprovechó los errores de la defensa Argentina para marcar al minuto 28 y 64.

Los «albicelestes» empezaban mejor el partido y tuvieron unos 15 minutos de ritmo arrollador. A los 13 segundos del pitido inicial, Sergio Agüero tuvo la primera opción clara, pero su remate se marchó rozando el poste. Argentina dominaba el balón, mientras Brasil esperaba a su rival y trataba de aprovechar los contragolpes.

Con esa tónica, Brasil fue agarrando confianza y en el minuto 28 abrió el marcador. Un centro desde la derecha hizo aguas a la defensa Argentina; Martín Demichelis y Pablo Zabaleta tropezaron al momento de despejar la esférica, lo que fue aprovechado por Tardelli, quien de volea anotó a placer su primer tanto.

Neymar se convirtió en la pesadilla de los subcampeones mundiales y con su característico drible logró sacarse a sus rivales con mucha comodidad durante todo el cotejo, recibiendo varias faltas cerca del área. En la fracción 32, estuvo cerca de anotar tras una gran jugada individual, pero no supo definir ante la salida de Sergio Romero.

Messi falló un penal

Cuando el reloj marcaba el minuto 39, Ángel Di María fue derribado por Danilo dentro del área y el colegiado no dudo en pitar penal. Desde los 12 pasos, el arquero Jefferson adivinó la intención de Messi para detener su golpeo al balón.

En el complemento, el juego se volvió de ida y vuelta hasta que Tardelli volvió a perforar las redes. El ariete remató un tiro de esquina que había peinado David Luiz para vencer a Romero, quien logró tocar el balón antes de entrar a la arquería.

Messi buscó el gol del descuento en la última parte del encuentro, pero se estrelló con Jefferson, de gran actuación durante los 90 minutos.

Comente