Quintana, «Alfarito» y Espinoza inmortales

1162_Deportes_Dep (18)
5 de febrero, 2014 - 6:32 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Con un emotivo y sencillo acto, la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe formalmente exaltó a tres venezolanos al Pabellón de la Fama del Béisbol del Caribe. Jesús Alfaro, Álvaro Espinoza y Carlos Quintana ahora tienen su placa en el templo de La Romana, en Puerto Rico, y elevaron a 13 el número de representantes de este país en el mencionado lugar.

El acto contó con la presencia de Juan Francisco Puello Herrera, comisionado de la Cbpc, así como de los presidentes de las cuatro ligas miembros, encabezados por el Dr. Oscar Prieto Párraga, de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. Junto a ellos estuvieron representantes de los equipos de la Lvbp y algunas personalidades de Lidom, de la LMP y Lbpr.

«Creo que habló por todos los presentes. Agradezco estar aquí en representación de mi hermano, Álvaro, que estoy seguro hubiese deseado haber podido estar presente. Entre las cosas que caracterizaron a Álvaro en sus días como pelotero fue su entrega en el terreno de juego y por ello es que hoy estamos aquí celebrando su llegada al Salón de la Fama», dijo Roberto Espinoza, coach de pitcheo de los Navegantes del Magallanes y quien fue el encargado de recibir la placa correspondiente a su hermano.

Espinoza se quejó

El propio Álvaro Espinoza (@Espy1025) pidió excusas a sus seguidores a través de la red social Twitter donde posteó: «Hola mi gente ¿cómo están? solo quiero decirle a mis fanáticos que no estuve presente para recibir la placa del Salón de la Fama porque ellos nunca me avisaron ni con una llamada ni un (mensaje) texto ni un email y ni una señal de humo, me quedé con las ganas de ir a mi país a recibir mi placa».

Espinoza participó en tres series (1994, 1996 y 1997), todas con los Navegantes del Magallanes, y dejó un promedio de .368 (57-21) y de los tres exaltados es el que más alto promedio dejó.

El único de los homenajeados presentes fue Alfaro. De los tres exaltados, «Alfarito» es el que más clásicos de febrero jugó.

El ahora scout estuvo en las ediciones de 1986, 1987, 1988 y 1990, una con los Tiburones de La Guaira y tres con los Leones del Caracas. En esos cuatro años dejó average de .326 en 22 juegos. Finalmente, Quintana, quien estuvo en estos eventos con las Águilas del Zulia y Leones del Caracas en 1989, 1990 y 1992, bateó para .333. Su placa la recibió el señor Luis Rodolfo Machado, presidente de los rapaces.

Comente