Practicar deportes y salir de la burbuja

qpplaceholder
14 de mayo, 2015 - 6:32 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Venezuela que hermosa tierra. Zulia el estado productivo por excelencia. Maracaibo, la ciudad calurosa en su clima y en su gente, bulliciosa y alegre.

No solo grandes poetas, músicos, héroes y talento popular tenemos. También grandes deportistas. Ahí tenemos al gran Don Luis Aparicio (padre), a su hijo Luis Aparicio en el Salón de la Fama del béisbol americano, a Ángel Alciro Castillo extraordinario jinete, a Wilson Álvarez, pitcher con un hit no run en la gran carpa, a Lino Connell, el multiatleta, a la bella María Elena Guisti en nado sincronizado, a Betulio González, gloria del boxeo, a Elsa Antúnez, la gacela negra del atletismo regional y a tantos otros gloriosos y maravillosos atletas que se me escapan. Grandes héroes que tantas satisfacciones y orgullo nos han brindado.

Correr hacia la meta de nuestros sueños

Hoy veo a esta nueva generación: Rubén Limardo y su medalla de oro en Londres 2012, a Antonio Díaz y sus muchos triunfos en karate, a Andreína Pinto en natación y sus poderosas brazadas, a Miguel Cabrera dueño de todo en la MLB, a Johan Santana, el «Gocho» de los lanzamientos mágicos y muchos más. La generación de oro que da fruto de su esfuerzo y sacrificio. Pero también veo a otra generación. Yo veo a muchos chamos en otra cosa, otro mundo…los veo en una burbuja. Una burbuja donde solo entran ellos, sus teléfonos inteligentes, sus tablets, Ipod, sus redes sociales, sus selfies.

Una generación que se pierde la oportunidad de disfrutar de jugar pelotica de goma, pisé, fichitas, al quemao, al toque se la queda, andar en bicicleta, montar patines y patinetas, volar petaca. Y ustedes me dirán «es que aquellos eran otros tiempos», y es verdad, lo eran. Pero ese mismo tiempo se ha encargado de limitar todas esas actividades y juegos que disfrutamos de niños.

Esta generación que piensa que es más cool ser pran, que estudiar, leer, llenarse de conocimientos. Que es más fácil ser *gestor”  y ganar dinero sin esfuerzo, que a salir de la burbuja a estar con la gente, con su familia, a patear un balón, a batear una fichita o a lanzar el balón al aro. Hace unos días vi en las redes sociales una foto de un niño, creo que no pasaba de los seis años, posando orgulloso y sonriente con un arma de fuego. Me dio dolor y pena ajena. Y pensé: ¿Por qué un arma y no un guante y un bate o un balón de futbol? ¿o un cuento y un cuaderno?.

Si hay talento

Venezuela tiene talento, si, de sobra, pero de nada vale tener talento sino se estimula, sino se le enseña al chamo a utilizarlo de forma productiva y creativa. De nada vale ese talento si en el hogar no se enseñan los valores básicos de convivencia, del respeto por el otro. De nada vale si en el colegio o en la calle te agreden, te discriminan, te aplican el odio.

Yo incito e invito a mis amigos que son padres a que busquen y estimulen ese talento que tiene su hijo, que practiquen deportes, que desarrollen un pasatiempo, el que sea, el que puedan, el que más les guste. Vamos a salir de la burbuja, vamos a rescatar a esta generación.

Pd: papá acepte el reto y cumplí.

Comente