Por primera vez en 20 años la natación se fue en blanco

A(silueta)-Agencias_01-03
5 de agosto, 2015 - 4:38 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La nadadora criolla Andreína Pinto no pudo traerse una dorada en su participación en los Juegos Panamericanos

Foto: Agencias

El ciclo olímpico que se inició con los Bolivarianos de Trujillo 2013 ha traído consigo retrocesos para el deporte venezolano.  La penúltima etapa, los Panamericanos de Toronto, no fue la excepción.

A tres días del cierre, el triunfo de la espada por equipos logró coronar el objetivo de terminar entre los ocho primeros, como sucedió hace cuatro años en Guadalajara 2011, pues hasta entonces Venezuela marchaba a la zaga de Guatemala, que aun sin usufructuar sus dos argumentos principales (los marchistas Mirna Ortiz y Erick Barrondo, que fueron descalificados) lograba una posición histórica.

Por primera vez en 20 años, la natación se fue sin títulos, y luego de lograr cinco doradas en Guadalajara 2011, el ciclismo de pista tampoco pudo subir a lo más alto del podio, ni siquiera en la velocidad por equipos masculina, una prueba en la que Venezuela llevaba cuatro años sin perder con equipos de América.

La cosecha final de ocho títulos celebró el regreso del boxeo a la casilla áurea, después de 12 años sin triunfos, y el tercer título de la historia en el ciclismo de ruta, pero extrañó contribuciones que se habían hecho habituales en el contexto panamericano, como la del karate do, que esta vez no pudo salir con los brazos en alto. El botín global también mermó. En Río 2007 y Guadalajara 2011 se había mejorado de forma sostenida el total de preseas, acercándose al tope histórico de 76 en Caracas 83. En Canadá, la delegación se quedó 20 metales por detrás de esa tendencia.  En esta oportunidad se marchó en blanco el judo, y si bien la esgrima aportó buena parte de la producción, el florete, arma emblemática que logró tres oros entre 2003 y 2007, no logró subir al podio por primera vez desde Mar del Plata 1995.

Guerra avisada

Las anteriores etapas del ciclo olímpico habían anticipado el retroceso, con resultados como el de los Bolivarianos, donde Venezuela quedó por detrás de Colombia por primera vez en 66 años; o el de los CAC de Veracruz, donde la diferencia con los neogranadinos fue de 19 oros. El tercer lugar de los Suramericanos, por delante de una potencia regional como Argentina, dio un respiro que no alcanzó para alentar un repunte en el resto del ciclo.

Comente