Poco se sabe de «Schummy»

1479_deportes-(3)_01
29 de diciembre, 2014 - 11:59 am
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

La incertidumbre sobre la recuperación de Michael Schumacher, el secretismo en torno a su estado y el apoyo de los incondicionales marcan hoy el primer aniversario del grave accidente que sufrió el «hombre récord» alemán de la Fórmula Uno.

El siete veces campeón del mundo de Fórmula Uno, que cumplirá 46 años el 3 de enero, permanece en su casa de Gland (Suiza), a donde fue trasladado en septiembre tras despertar del coma al que fue inducido en el hospital de Grenoble (Francia) y pasar un tiempo en una clínica de rehabilitación de Lausana (Suiza).

Futuro incierto

Allí trabaja a diario en la recuperación de sus facultades, sensiblemente afectadas tras sufrir graves lesiones craneales esquiando en Méribel, en los Alpes franceses, un proceso que según los expertos puede alargarse varios años y con un éxito incierto.

Mientras algunos médicos confían en que el piloto pueda en algún momento volver a valerse para la vida cotidiana tirando de tenacidad, otros expertos consideran que Schumacher quedará inválido.

Más allá de estas especulaciones, apenas han trascendido a la opinión pública detalles sobre su evolución —en su mayor parte apuntes inconcretos pero optimistas, demasiadas veces rodeados de rumores sin fundamento—, ya que tanto la familia como el equipo médico que le trata están guardando un estricto silencio.

«No podría dar nunca una indicación seria (sobre su evolución). Simplemente no es posible en esta situación», aseguró la manager de Schumacher y actualmente portavoz de la familia, Sabine Kehm, a finales de noviembre.

Avances

En septiembre, Kehm celebró en un comunicado que Schumacher había «hecho progresos con respecto a la gravedad de su herida», pero agregó que por delante quedaba «un camino duro y largo».

El pasado 13 de noviembre, coincidiendo con el vigésimo aniversario de su primera victoria en un gran premio de Fórmula Uno, la familia reactivó la página oficial de Schumacher, como respuesta a las incesantes muestras de afecto, y el piloto recibió el premio alemán «Bambi», que se otorga a las personas «con visión» por «sus éxitos y rendimiento».

Comente