No le picó ni coquito

12C-Agencias_01
23 de agosto, 2015 - 2:53 pm
Redacción Diario Qué Pasa

«Miggy» sigue respondiendo con el bate, a pesar de perderse 35 juegos su swing mantiene el ritmo

Foto: Agencias

El 14 de agosto de este año, mientras regresaba de la primera pasantía de su carrera por lista de lesionados, Miguel Cabrera les dijo a los periodistas presentes ese día en Houston: «Me preocupa mi pantorrilla más que mi swing».

La confianza inmersa en su comentario, tomando en cuenta que se perdió 35 encuentros, anticipaba que los batazos seguirían saliendo igual de seguidos como había ocurrido antes de lastimarse. Cuando Cabrera se lastimó la pantorrilla izquierda dejó promedio de .350. Esos números se elevaron a .358 después de los primeros seis juegos posteriores a su activación. En 22 turnos, el inicialista de los Tigres de Detroit dio seis sencillos, tres dobles, un cuadrangular y remolcó cinco carreras (.455 AVE). El tiempo parece no haber pasado para Cabrera y su bate. El ritmo se mantuvo a pesar de la lesión y ni siquiera pasó por ligas menores para disputar juegos de rehabilitación. «Sabíamos que esto iba a tomar poco tiempo», comentó Brad Ausmus a principio de semana sobre el criollo. «No había enfrentado a bateadores en seis semanas».

Aspira a su cuarto título de bateo

El cuerpo técnico de los bengalíes turnó al venezolano entre la primera almohadilla y el rol de designado en los días siguientes a su regreso, pero siempre en el line-up. Eso le permite seguir sumando apariciones en su cruzada por llegar a las 502 necesarias para optar al título de bateo en la Liga Americana, que sería el cuarto para él en los últimos cinco años. Al aragüeño le faltaban 139 apariciones antes de empezar la jornada de ayer, y tenía hasta 42 juegos por delante para calificar a la corona de bateo. Jason Kipnis es el actual líder en promedio del nuevo circuito con .325. Le sigue Prince Fielder con .321.  Según reglas de Major League Baseball, si Cabrera no logra sumar las apariciones requeridas al final del calendario regular, se le suman y se cuentan como turnos fallados. Si su average sigue siendo el más alto, la cuarta corona será suya.

Comente