Murray con las maletas listas

I-AFP_01.jpg - 23.01 Kb
18 de enero, 2016 - 2:55 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

El número 2 mundial colgaría la raqueta y subiría al primer avión para Londres, sin importarle la ronda en la que tuviera que abandonar el primer Grand Slam del año

Andy Murray lo tiene claro: Si su esposa Kim fuera a dar a luz durante el Abierto de Australia, el número 2 mundial colgaría la raqueta y subiría al primer avión para Londres, sin importarle la ronda en la que tuviera que abandonar el primer Grand Slam del año.

«Mi hijo y mi mujer son más importantes que un partido de tenis», señaló Murray, de 28 años, en Melbourne. La hipótesis no parece descartable. El Abierto de Australia es uno de los torneos preferidos del jugador. En cuanto a su hijo, está previsto que nazca a principios de febrero, pero a veces los niños se adelantan. La final del Abierto de Australia se disputa el 31 de enero, por lo que el margen es estrecho.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente