Muro cubano se debilita

1163_Deportes_Dep-(5)_01
6 de febrero, 2014 - 5:05 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

Foto: Agencias

Al contrario de lo que han sido las delegaciones cubanas en competencias deportivas internacionales en los últimos 50 años, este grupo tiene una voz propia y no teme hablar en público. Talentos como Yulieski Gourriel y Alfredo Despaigne ya no están apartados de los micrófonos por un muro impenetrable de seguridad. Ya sus deseos no son ocultados, a pesar de que apunten a lugares diferentes a la Serie Nacional cubana.

Un ejemplo de ello es Gourriel, el más abierto de todos los villaclareños en Margarita. La joya beisbolística más importante de Cuba en los últimos años confesó abiertamente y sin restricciones su intención de probar otras ligas con la venia de las autoridades de la isla.

«Esto ya lo veníamos esperando desde hace tiempo y va a ser bueno para todos. Principalmente, para que los atletas cubanos suban el nivel. Porque todas las naciones se desarrollan, siguen subiendo y nosotros no es que hemos bajado el nivel, sino que seguimos en el mismo lugar.Todos queremos ir al mejor béisbol del mundo, sea donde sea», opinó el antesalista, ya con 29 años de edad.

Gourriel pudiera seguir los pasos de Alfredo Despaigne, quien, en 2013, jugó con los Piratas de Campache en la Liga Mexicana de Béisbol, gracias a un acuerdo entre ese equipo y las autoridades de la isla. La única condición que le han impuesto para ello, según el «Álex Rodríguez de Cuba», es que su participación en otras ligas no interfiera con la Serie Nacional que va desde noviembre a abril.

Despaigne, el talento isleño de moda en la Serie del Caribe, afirmó exactamente lo mismo. «Estoy dispuesto a jugar en otras ligas que mi equipo en Cuba me permita. En cualquier país del mundo. Ya he jugado en Olimpíadas y Clásicos Mundiales, y deseo ir a otros lugares para probarme y probar que en Cuba se juega buena pelota», dijo.

Muchas trabas

Pero para que estos jugadores sean elegibles para Las Mayores debe haber un cambio de legislatura importante. La ley Helms-Burton Act, marco legal que delinea el conocido embargo de Estados Unidos contra Cuba, prohíbe que un ciudadano o una empresa norteamericana realicen operaciones comerciales con una persona natural o jurídica con nacionalidad cubana.

Por ello, para que cubanos como Aroldis Chapman, Yasiel Puig o el mismo Adonis García pudieran firmar con organizaciones de MLB, tuvieron que tramitar una residencia en un tercer país, estando allí durante varios meses, oficializando así su estatus de «desertor» para el gobierno cubano.

Comente