Muerte y resurrección de México

1055_deportes_otras 9
17 de octubre, 2013 - 6:29 pm
Redacción Diario Qué Pasa

México murió en San José y resucitó en Panamá. México muere víctima de sus errores y es redimido en el Canal por Estados Unidos. Costa Rica 2-1 México y Panamá 2-3 EE.UU. México va a la repesca ante Nueva Zelanda, y se escapa gracias a EE.UU. de la fosa común de los desahuciados, en un suicidio prolongado, penoso, dramático, pero que al final sobrevive en un acto de escapismo por la proeza estadounidense en Panamá.

México se arrima a la repesca como menesteroso, como indigente, harapiento, apenado, como un cuarto lugar que no es capaz de conseguir por sí mismo, sino solo gracias a los favores de su más acérrimo rival en la Concacaf: Estados Unidos.

Los reflectores crueles e impíos se ensañan con «Chicharito» Hernández en una jornada patética, donde dos desaciertos suyos arruinaron dos de las mejores oportunidades de México. ¿Costa Rica? Simplemente le pasó por encima al Tri que apenas por momentos logró equilibrar las acciones.

Entre errores y horrores…

Costa Rica picaría adelante al ‹25. Nervios, desatención, pánico, pero la defensa de México permite que el balón se paseé por su zona de fusilamiento. Bryan Ruiz no perdona. Patea con la ansiedad, la rabia, el anhelo de toda una nación y fusila a Guillermo Ochoa. 1-0.

México no hace cambios en el regreso, aunque parecía tiempo de expiación para «Chicharito» y Torres Nilo, pero Vucetich, enemigo de decisiones drásticas, los mantiene y el mejor cómplice aparece en el nerviosismo y ansiedad de Costa Rica, quien anhela insanamente la goleada, antes de hacer el segundo.

Pero la agonía del Tri estaba emplazada para el minuto 64. La autopista sin cuota en que está convertido Torres Nilo facilita la ventaja para los ticos. El servicio es una entrega de flores en San Valentín.

Comente