Mets y Reales: A cuatro pasos de la gloria

1770_12A-(silueta)-AFP_01
27 de octubre, 2015 - 1:17 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

En el beisbol nada está escrito, y hoy a las 7:37 de la noche en el Kauffman Stadium de Kansas City comenzará la Serie Mundial número 111 de la historia de las Grandes Ligas, entre los Mets y los Reales, sin un claro favorito para llevarse el Clásico de Otoño, en el que el primero conjunto que conquiste cuatro victorias se llevará toda gloria.

En esta final se anticipa una lucha muy reñida entre el equipo de la Realeza y el conjunto de «La Gran Manzana», donde el pitcheo puede ser el factor determinante en estas series cortas, aspecto en el que están bastante parejas ambas novenas. Los Royals solo tienen un título en tres finales disputadas, alcanzado en 1985 ante los Cardenales de San Luis. Al siguiente año, el equipo del Queens obtuvo su segundo cetro, venciendo a los Medias Rojas de Boston, y desde hoy combatirá en su quinta final.

Lo que sí es seguro, es el que ganador de esta Serie Mundial cortaría una sequía de títulos. Mets obtendría su tercer campeonato (1969, 1986), mientras tanto los Reales alcanzarían su segunda corona. La primera Serie Mundial se remonta en 1903 entre Boston y Pittsburgh, donde resultó ganador los Patirrojos, desde esa primera edición hasta la disputada el año pasado, el Joven Circuito ha dominado estas series con 64 coronas y solo 37 ha obtenido la Liga Nacional. En los últimos 30 años, donde Kansas City y Nueva York han tenido escasez de títulos, la Liga Americana también lleva la delantera con 16 cetros y 13 para el Viejo Circuito, ya que en 1994 no se efectuó el Clásico otoñal por una huelga de jugadores.

Experiencia vs inspiración

Kansas City tendría un poco más de peso en esta final, ya que viene de jugar la pasada campaña la Serie Mundial, en la que cayó en siete encuentro ante los Gigantes de San Francisco, y aspiran esta vez llevarse el título. Los Reales avanzaron en el 2014 a la postemporada como Wild Card cuando pocos lo esperaban hasta llegar a las instancias finales.

Este año, el equipo de Missouri no era favorito para llevarse la División Central y lo consiguió luego de 30 años. Antes de iniciar los playoffs el equipo de la Realeza sonaba como el principal candidato para avanzar por la Liga Americana a la Serie Mundial, y cumplió con su etiqueta de favorito.

Por el otro lado, los metropolitanos nadie los daba como contendientes para llegar a este     Clásico, en su división no eran los preferidos  para llevarse el banderín del Este, pero lo consiguieron. En la Serie Divisional contra los Dodgers todos pensaban que Nueva York necesitaría un milagro para superar a los dos as de Los Ángeles como lo son: Zack Greinke y  Clayton Kershaw, segundo y tercero máximos ganadores de partidos durante la ronda regular, y lo lograron.
Ante Cachorros el paisaje seguía igual para los neoyorquinos, donde todo apuntaba a que Chicago ganaría el gallardete de la Nacional, luego de haber sacado al claro favorito del Viejo Circuito, los Cardenales de San Luis, sin embargo, los Mets en apenas cuatro juegos despacharon a los Cubs, que continúan con «La Maldición de la Cabra», y ahora pelearan nuevamente un Campeonato Mundial, después de 15 años de ausencia.

¿Bateo o pitcheo?

Es una interrogante si el bateo o pitcheo será lo que domine en este Clásico de Otoño, la mayoría de expertos de la pelota caliente colocan a los lanzadores como un elemento clave sobre la ofensiva en estos tiempos, y más para partidos decisivos, donde cada compromiso se juega con «uñas y dientes» para cosechar cada lauro.

Estos dos equipos han destacado en diferentes áreas en el transcurso de los playoffs, los Reales con una productiva ofensiva y los Mets con una extraordinaria efectividad de sus lanzadores.

Ambos finalistas llegan representando la identidad de cada Liga. Los monarcas de la Americana pegaron 15 batazos de vuelta completa, un promedio colectivo de bateo .271, 33 extrabases y 58 remolcadas para ser el equipo más ofensivo de la postemporada. Entre tanto, los reyes de la Nacional ostentan con la mejor efectividad en los playoffs con 2.81, tienen la mejor cantidad de salidas de calidad (5) y registran la mayor cantidad de juegos salvados (5).

Solo se espera escuchar la voz de play ball, y que gané el mejor.

Comente