Maratonista rusa acusa a la AMA

1785_14B-Agencias_01
11 de noviembre, 2015 - 1:28 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: AFP

La atleta rusa Liliya Shobukhova criticó ayer las recomendaciones de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), en las que se solicitó excluir a los atletas rusos de toda competición, estimando que los principales responsables son los «burócratas» de las federaciones, no los deportistas.

«¿Por qué privar de los Juegos Olímpicos a una joven atleta que ha soñado con ellos toda la vida y no es culpable de nada?», se pregunta la atleta de 37 años en una entrevista en el periódico ruso Sport Express. «En caso de descalificación, la atleta pierde todo: sus medallas, sus premios, su dinero. Pero, ¿qué le pasa a los burócratas? Nada», se lamenta Shobukhova, suspendida dos años por dopaje en 2014 antes de ver reducida su suspensión por la AMA tras las explicaciones que ofreció. «Los deportistas pierden la salud (…) Valentin Balakhnitchev (expresidente de la federación de atletismo) o Alexeï Melnikov (antiguo entrenador de marcha), se han comprado varias casas, buenos coches con sus medallas», prosigue la atleta.

Pagar para competir

En la misma entrevista, el marido y entrenador de la maratoniana, Igor Shobukhov, afirma que la pareja ha tenido que entregar 450 mil euros a las autoridades deportivas rusas para poder participar en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, una cantidad que han recuperado en parte. «Teníamos todas las opciones de ganar los Juegos y la Federación sabía que realmente queríamos ir. Esa es quizás la razón por la que nos han pedido el dinero», explicó Igor Shobukhov. Vencedora de tres maratones de Chicago entre 2009 y 2011, Liliya Shobukhova fue suspendida en abril de 2014 a causa de anomalías en su pasaporte biológico. Todos sus títulos desde 2009 le fueron retirados pero la atleta se benefició en agosto de una reducción de la sanción de siete meses por haber ayudado de forma significativa a la AMA. La Agencia Mundial Antidopaje reclamó el lunes la suspensión de los atletas rusos a causa de la «cultura profundamente arraigada de la trampa» en el país.

Comente