«Magic» pide expropiar

1251_depo-(6)_01
13 de mayo, 2014 - 12:40 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: AFP

El mítico Earvin «Magic» Johnson, exjugador de Los Ángeles Lakers y ahora exitoso empresario, reiteró el domingo que la NBA debe expulsar al asediado propietario de Los Ángeles Clippers, Donald Sterling, y afirmó que los jugadores tampoco jugarán para su esposa Shelly Sterling. Johnson, una figura muy querida en Los Ángeles después de liderar a los Lakers a cinco títulos de la NBA antes de su retiro en 1991 tras anunciar que era un VIH positivo de sida, hizo sus declaraciones a un canal de televisión local al terminar el partido entre los Clippers y Oklahoma City Thunder.

El también miembro del Salón de la Fama aplaudió la decisión del comisionado de la NBA Adam Silver de expulsar de por vida de la liga al octogenario Sterling, y multarlo con 2 mil 500 millones de dólares por sus comentarios racistas durante una discusión privada con una exnovia, pero hecho públicos más tarde por un sitio web de la farándula  hollywodense. Los propietarios de la NBA están avanzando en un plan para obligar a Sterling a vender el equipo, una medida que podría terminar en una larga batalla judicial entre el multimillonario y la liga. Otra complicación añadida es que la esposa de Sterling, Shelly Sterling, ha dicho que quiere mantener una participación en el club. Preguntado por un entrevistador del canal ABC si Shelly Sterling era una propietaria viable, «Magic» Johnson negó tal posibilidad. «Primero, a los fans no les gustaría. A los jugadores, sin duda tampoco les gustaría. Todo el mundo la boicotearía», apuntó Johnson. «Y luego, los patrocinadores ya han dejado claro que no estarían apoyando a este equipo si cualquiera de los Sterling queda como dueño», añadió.

Sterling pide «perdón» por su «terrible error»

Este domingo, Sterling rompió el silencio y pidió disculpas por los comentarios racistas que le han arruinado la vida. «Soy un buen miembro (de la NBA) que cometió un error y me estoy disculpando y pido perdón», dijo Sterling al analista Anderson Cooper en su programa del canal CNN. «¿No tengo derecho a equivocarme, después de estar aquí (en la NBA) 35 años? Quiero decir, me encanta mi liga, amo a mis socios. ¿No tengo derecho a un solo error? Es un tremendo error, y nunca voy a hacerlo de nuevo», expresó el multimillonario de Los Ángeles. En sus primeras declaraciones públicas tras el escándalo, Sterling  parece mostrar su arrepentimiento cuando dijo ante las cámaras: «No soy un racista, lo que hice fue un terrible error». «La razón por lo que esto es difícil para mí, muy difícil, es que yo estoy equivocado porque causé el problema y no sé cómo corregirlo», apuntó.

Comente