«Car-Go» y Cabrera temas de la pretemporada

1513_deportes-(3)_01
3 de febrero, 2015 - 12:43 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Dos semanas. Eso es todo lo que falta para la apertura de los entrenamientos de primavera en Grandes Ligas. Por lo pronto, Carlos González puso a prueba su puntería tirando desde mitad de cancha en un partido de la NBA en Denver. Dentro de su preparación física antes de presentarse a su primera pretemporada con los Medias Rojas, Pablo Sandoval también le tomó el gusto a tirar pelotas de básquetbol desde el centro de una pista, y atinó haciéndolo sentado. Se acerca la pretemporada y el aburrimiento en el mundo del béisbol está por acabarse. Algunos apuntes en lo que queda del receso de invierno:

El futuro de González

Los más importantes canjes entre noviembre y enero no tuvieron a Colorado de por medio, luego que se señalara a sus dos principales figuras como candidatos a traspasos. ¿Por qué? Nadie se atrevió a que ambos vienen de un 2014 estropeado por lesiones, el primero en la rodilla izquierda y el segundo en la cadera. En este sentido, los Rockies no hicieron nada trascendental en cuanto a fichajes para reforzarse, después de una temporada en la que perdieron 96 juegos, al contar que recuperar las mejores versiones del combo «Tulo-CarGo».

Todo puede cambiar en los próximos meses. Si los Rockies se rezagan en su división, el Oeste de la Liga Nacional, y sus dos estelares no sufren nuevas lesiones, probablemente busquen quitarse de encima sus contratos. Al torpedero Tulowitzki le deben 114 millones de dólares por las seis próximas campañas, mientras que el compromiso pendiente con el venezolano González es de 53 millones por dos temporadas.

Limitado a 70 juegos, González tuvo un 2014 de pesadilla. Antes de poner fin a la temporada al operarse la rodilla a mediados de agosto, el jardinero se sometió en junio a una cirugía para removerle un pequeño tumor en el dedo índice izquierdo. También tuvo que lidiar con el nacimiento prematuro de sus hijas mellizas. «Fue un año de mucho de dolor dentro y fuera (del terreno)», dijo González tras participar en una actividad de promoción de los Rockies. «Estoy realmente contento y aliviado que todo está resuelto. Me siento muy bendecido de tener a mi familia y estar sano otra vez».

El tobillo de Cabrera

Por segundo año seguido, el toletero venezolano de los Tigres se sometió a una cirugía una vez terminada su temporada. La previa fue por una ingle y ahora sale de una en la que se le reparó un hueso navicular en la parte superior del tobillo. No fue hasta poco que Cabrera pudo quitarse una bota protectora para caminar, y hay que esperar a una cita el 15 de febrero con su especialista para que reciba el visto bueno para empezar de llenos sus entrenamientos, según informó el gerente Dave Dombrowski. Detroit ya tiene planes de contingencia en el caso que el venezolano no pueda estar listo para el día inaugural, contando con su compatriota Víctor Martínez y Álex Ávila como opciones en inicial durante las primeras semanas.

Pero no se puede obviar que Cabrera cumple los 32 años en abril. Esta es la última temporada en la que completa un contrato inicial de ocho años por 152,3 millones. A partir de la próxima, los Tigres son responsables de un compromiso de ocho años y 248 millones.

El campocorto de los Mets

Todo el crédito del mundo a Wílmer Flores por ser franco consigo mismo al analizar su potencial defensivo. «Para nadie es un secreto que no soy un Omar Vizquel, (pero) estoy muy seguro que puedo hacer las jugadas de rutina», dijo el venezolano la pasada semana en una entrevista con el canal de televisión de los Mets. Con una prometedora rotación que recupera a Matt Harvey, Nueva York aspira a romper una seguidilla de seis campañas con saldo negativo e incluso clasificarse a los playoffs. Pero la afición no puede creer que el equipo no quiera gastar más dinero o desprenderse de su sobrante de prospectos para adquirir a un torpedero de élite.

Simple, los Mets consideran arriesgado soltar talento para quedar atrapados con el contrato de un Tulowitzki que no sale de lesiones o negociar con los Nacionales por un Ian Desmond que será agente libre al final de la campaña. Por ahora, se las juegan con Flores, sin importar que se dude que tenga el perfil para defender la posición, al medir 1,91 metros de altura (6,3 pies). Y resaltan el desempeño que tuvo en sus últimos 26 juegos con .500 de slugging y .327 de embasado.

Comente