La pelea sigue pareja en la Lvbp

1096_Depo-(9)_01
27 de noviembre, 2013 - 3:04 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Luego de haberse disputado siete semanas del béisbol profesional venezolano, Caribes de Anzoátegui continua sólido en la primera posición de la tabla, seguido muy de cerca por Navegantes de Magallanes, pero de ahí en adelante, seis equipos buscan acomodarse en los puestos de clasificación hacia el round robin.

Sin contar la jornada de ayer, los Tigres de Aragua disponían del tercer lugar con récord de 19-19. Sin embargo, Águilas (19-21), Tiburones y Leones (18-20), Bravos (17-22) y Cardenales (16-21), se encuentran en una pelea a muerte, por lo que la diferencia entre el tercer y octavo lugar es de 2.5 juegos.

En la pasada semana, el conjunto de Bravos de Margarita fue el más afectado en cuanto a resultados se refiere. Con solo una victoria y cinco derrotas, pasó del cuarto escalafón a la penúltima casilla, en gran medida por su cuerpo de lanzadores que recibió palo parejo en 46 entradas, permitiendo 47 rayitas, nueve jonrones y otorgando 33 boletos, dejando su efectividad colectiva en 7.43 en los últimos siete días.

Cardenales revive

Caso opuesto al de los «insulares», fueron los Cardenales de Lara quienes solo cayeron en una oportunidad ante los Tigres, y ganaron sus otros cinco compromisos para revivir en la tabla de posiciones y colocarse a tiro de los puestos de clasificación.

A pesar de contar con una de las peores ofensivas del campeonato hasta los momentos (últimos en promedio, jonrones e indiscutibles), los bates de «Los Crepusculares» produjeron 38 carreras (la mejor marca junto a Caracas en la pasada semana), lo que podría ser un indicio de que llegarán los batazos en los momentos oportunos.

Sin grandes cambios

En cuanto a los otros cuatro equipos, no hubo mayores cambios en la última semana. Entre Tigres, Águilas, Leones y Tiburones solo hay un juego de diferencia y el pelotón no considera querer dispersarse.

Si la primera meta es pasar a la siguiente ronda, ninguno de los ocho equipos parece rendirse en el intento. Aunque no ha sido un bueno año para los lanzadores, incluso llegándose a pensar que los bateadores estarían en una liga superior a la de los encargados de estar en la lomita, la pelea continua apasionante y se espera que hasta el fin de la ronda regular, todas las divisas lleguen con oportunidades para seguir demostrando porque nuestra pelota sigue siendo una de las más parejas en el béisbol del Caribe.

Comente