Kobe se despidió a ritmo de jazz

qpplaceholder
9 de abril, 2016 - 2:08 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Los laguneros aterrizaron sobre las 7:30 pm hora local y llegaron al hotel una hora y media más tarde. En la plantilla angelina sólo faltó Nick Young, quien continúa apartado por problemas personales después del vídeo publicado en el que confesó una infidelidad

El French Quarter Jazz Festival se celebra a escasos metros del hotel de concentración en el que se hospeda la plantilla de Los Ángeles Lakers. El contraste es notorio. Mientras el Barrio Francés y alma de Nueva Orleans destiló música por los cuatro costados, las inmediaciones al hotel donde se hospeda Kobe Bryant registraron una asistencia mucho más reducida. Tan solo seis curiosos y los empleados del hotel se agolparon para vivir un momento histórico. «Llevo una hora esperando a que venga Kobe. Quiero que me firme la pelota», afirmó Ashton, natural de la ciudad que no encontró boletos para el partido del viernes. La marea humana vibró este jueves con los ritmos más «jazzeros» en la primera jornada de un festival que se extenderá hasta el domingo y en el que se esperan más de 100 mil personas durante los cuatro días. Nadie en Nueva Orleans decidió acercarse hasta el hotel de concentración para darle la bienvenida a su ídolo antes del encuentro del viernes entre los Lakers y los Pelicans.

Los laguneros aterrizaron sobre las 7:30 pm hora local y llegaron al hotel una hora y media más tarde. En la plantilla angelina sólo faltó Nick Young, quien continúa apartado por problemas personales después del vídeo publicado en el que confesó una infidelidad. Sí estuvo Kobe, que encara la última gira en la carretera de su carrera que le llevará además de a Nueva Orleans, a Houston el domingo y Oklahoma el lunes. Shelby, natural de Nueva York, fue la única aficionada que acudió a recibir al cinco veces campeón de la NBA. La masa de periodistas y cámaras le impidió que pudiera acercarse a Kobe. Ashton tuvo más suerte y logró su autógrafo. «Objetivo cumplido», bromeó el joven con su preciado balón. Según afirmó la «Mamba Negra», su idea es la de jugar los cuatro partidos que le quedan antes de su adiós definitivo y así darse la oportunidad de despedirse de los tres estadios fuera de casa y un Staples Center que registrará un lleno absoluto.

Comente