Se gasta entre Bs.8.370 y Bs 21.800

Ir al estadio sale «carito»

Aguilas-11
13 de octubre, 2016 - 8:01 am
Julio Olivero / [email protected]

El público marabino asistió al estadio para animar a los suyos, además de poder compartir un rato ameno, agradable, bien sea en compañía de amigos o en familia, todo esto, pese a los precios elevados como resultado de la inflación del país

Foto: Agencias

Las Águilas llegaron a disputar su primer partido en el «nido» y el respaldo de la fanaticada zuliana no se hizo esperar para con su equipo.

Después de una gira exitosa de cinco ganados y cero perdidos fuera de casa, las Águilas del Zulia aterrizaron este miércoles 12 de octubre en el Luis Aparicio «El Grande» de Maracaibo, para disputar su primer encuentro como local en esta temporada 2016-2017.

Aguilas-de-zulia

El público marabino asistió al estadio para animar a los suyos, además de poder compartir un rato ameno, agradable, bien sea en compañía de amigos o en familia, todo esto, pese a los precios elevados -como resultado de la inflación del país- y a la costosa inversión que el momento de recreación en el estadio incluye.

Comerse un perrocaliente y acompañarlo de un refresco -de vaso-, en algunas partes del estadio -tanto dentro como fuera del mismo- se gastaban alrededor de 2 mil bolívares. Si el hambre continuaba, una hamburguesa puede ser una opción. El valor de la misma varia de 2000 a 2500 bolívares, según como fuese preparada: si «sencilla» o «con todo».

Pese al iniciar el juego con el cielo nublado, el típico calor marabino no podía faltar. Si una «friita» quería el fanático, 600 bolívares debía cancelar para calmar su sed. Por su parte, el valor de una botellita de agua mineral era de 700 bolívares.

Churros (700 bolívares), pinchos (500 bolívares), pepitos (900 bolívares), cotufas (600 bolívares), tostones (800 bolívares) son otra opción para «amortiguar» o comer con gusto según sea el bolsillo de cada uno y, su disposición a gastar.

Aguilas-10

aguilas-6

Aguilas-4

Aguilas-8

Indumentaria «por las nubes»

«Fanático que se respeta usa la camiseta de su equipo favorito», así reza una frase en el mundo deportivo; en el caso del beisbol, en esta temporada tal frase podría ser incumplida por muchos. En el mismo estadio, entre 14 mil bolívares y 15.900 bolívares cuesta una gorra oficial de las Águilas del Zulia; una quincena del salario mínimo venezolano (11.288,25 bolívares) no alcanzaría para llevar tal suvenir.

aguilas-3

aguilas-del-zulia-2

Por otro lado, la camiseta casi duplica el costo de la gorra. Un precio de 29 mil bolívares cuesta la camiseta original del equipo emplumado para esta temporada. Un zuliano debería trabajar más de un mes de salario mínimo (22.576,50 bolívares) -sin gastar nada-, para poderla comprar.

Revendedores de siempre

Los hombres y mujeres que compran entradas desde muy temprano y luego las ofertan en un costo mucho más elevado de su precio original, no podían faltar.

La motivación por ver al equipo en su primer juego en casa, esta temporada, hizo que quienes llegaban tarde y por alguna u otra razón se les dificultaba hacer la cola de la taquilla -que desde mucho antes del juego había en el estadio- tenían como otra opción a los revendedores.

«Pa› gradas te la dejo en 1500 ‘bolos’, y pa› laterales en 3 mil» expresó con voz susurrante y mientras con su mano mostraba lentamente el borde de las entradas que se hallaban en su bolsillo derecho, un revendedor al equipo reporteril de QUÉ PASA el cual estuvo en el estadio Luis Aparicio.

aguilas-5

Aguilas-7

El costo real en taquilla de tales entradas se era de: gradas, 770 bolívares; laterales, 1540 bolívares; sillas VIP, 7 mil bolívares. Por estas últimas, las sillas VIP, los revendedores las ofertaron entre 9 mil y 11 mil bolívares.

Es por ello que podemos concluir, que un día en el estadio puede ir desde los 8.370 bolívares aproximadamente a los 22.400 bolívares.

Comerse una hamburguesa y un refresco, dos refrescos más -en el transcurso del juego-, unos churros, un pepito, un agua, unos tostones y unos pinchos a la salida equivale a un total de 7.600 bolívares, sin meter la entrada. Con la entrada más económica de taquilla (gradas) el gasto sería de 8.370 bolívares. Con el boleto más costoso (sillas VIP) la inversión llegaría a 14.600 bolívares; en este último caso, sin meter las «friitas». Los 14.600 bolívares, junto a unas 12 bebidas refrescantes de este tipo -que toma un aficionado promedio- subirían a 21.800 bolívares, prácticamente un mes completo de trabajo (22.576,50 bolívares).

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente