¿Qué tan importante es comenzar ganando?

A_01
8 de octubre, 2015 - 4:21 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

El camino que lleva a Rusia 2018 o de vuelta a casa se proyecta extenso. Se jugará hasta 2017 en una de las más duras zonas futboleras del mundo por la fortaleza histórica de las selecciones.

Las Eliminatorias para la Copa del Mundo tienen una vital importancia para los aspirantes a jugar el gran torneo. Una importancia mucho más grande de lo que parece. La clasificación sudamericana arranca casi tres años antes del arranque del Mundial, pero fallar en los dos juegos iniciales puede significar decirle adiós al sueño. Por lo menos eso dicen los antecedentes.

El sistema de todos contra todos se comenzó a utilizar en la previa de Francia 1998. Desde ese campeonato, el 100% de los clasificados logró al menos una victoria en los dos primeros encuentros premundialistas. Es decir que aquellos que el 13 de octubre no hayan estrenado su casillero de triunfos, deberán romper un maleficio para lograr el objetivo. Lo que significa que para las diez selecciones aspirantes lo mejor es salir a ganar en el comienzo mismo del camino mundialista.

En las estadísticas…

De los 27 clasificados de Sudamérica en los últimos cinco Mundiales, sólo diez no ganaron en su debut y sólo Paraguay (en 2006, 2002 y 1998) y Chile (en 2014 y 2010) cayeron en la presentación. Sin embargo, luego se recuperaron y obtuvieron la victoria en el segundo juego. La primera vez que se disputó un partido de clasificación en nuestro continente fue en 1954. El juego inaugural fue Paraguay-Chile, pero ninguno se clasificó.

Fue Brasil el representante de la Conmebol en la Copa que ganó Alemania Federal en Suiza. El Scratch venció a Chile 2-0 en su debut en Santiago. Desde aquella oportunidad, sólo en una ocasión logró clasificar un seleccionado que no ganó en al menos uno de sus primeros dos cotejos.  Todos estos son números y estadísticas que no importan demasiado a la hora de jugar al fútbol, sin embargo sirven para matizar la espera y para entender que en un torneo tan exigente como este, comenzar de buen modo es muy importante para tomar confianza y creer en las posibilidades propias.

Comente