¡Por la Champions!

1262_Deportes-(5)_02-horz_01
24 de mayo, 2014 - 12:08 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Real Madrid y Atlético de Madrid jugarán este sábado la final de la Champions League y definirán quién será el rey de Europa.

Real Madrid y Atlético de Madrid, dos clubes vecinos y tradicionalmente enfrentados, se disputarán el título este sábado (2:15 de la tarde, hora venezolana) en la Liga de Campeones europea, en el derbi más intenso e importante de su historia, desplazado en esta ocasión a Lisboa.

Nunca hasta ahora dos clubes de la misma ciudad habían jugado el último partido en esta competición, aunque sí había habido una final 100% española, la de 2000, en la que el Real Madrid arrolló al Valencia (3-0) en París.

Confianza

El Atlético, reforzado en su confianza por el título de la Liga española conquistado el pasado fin de semana, no quiere seguir el camino de los valencianos y espera poder conquistar el primer título europeo de su historia, en su segunda final tras la perdida con el Bayern de Múnich en 1974.

No lo tendrá nada fácil ante un Real Madrid que domina el palmarés, con nueve títulos, y que lleva 12 años de espera para ganar la ansiada «Décima», su objetivo prioritario. «Vamos a jugar contra un equipo muy sólido, que trabaja muy bien junto y que está en un momento de euforia», aviso el entrenador italiano del Real Madrid, Carlo Ancelotti, sobre las fortalezas del adversario.

Como principal aval blanco, un Cristiano Ronaldo que ha estado cuidándose para este partido, que juega además en su país y tras una temporada en la que ha batido el récord de goles en la competición (16), una cantidad que todavía puede ampliar.

Cristiano y Bale serán titulares

El astro portugués no jugó el partido del pasado fin de semana ante el Espanyol por molestias musculares, Ancelotti ya confirmó que tanto él como Gareth Bale, otro «tocado» ya recuperado, estarán en el césped del estadio da Luz.

La principal duda blanca está en el francés Karim Benzema, también lesionado, que no se entrenó el pasado jueves, aunque parece probable que pueda estar en el partido, al contrario que Xabi Alonso, que se lo perderá por sanción.

En el Atlético las incertidumbres sobre el estado de sus estrellas son mayores. El hispano-brasileño Diego Costa y el turco Arda Turan se retiraron lesionados en el partido en el que se ganó la Liga el pasado sábado en Barcelona y han estado desde entonces tratando de recuperarse.

Costa incluso viajó a Serbia para someterse a un tratamiento especial con placenta de yegua y Turan fue a consultar a un médico turco de su confianza.

«Jugamos con humildad, con trabajo colectivo desde los delanteros al portero todos tienen claro cuál es el concepto que se necesita para poder responder, potenciando nuestras virtudes y escondiendo los defectos, que también los tenemos. Esperemos que no se vean», afirmó Diego Simeone en una entrevista a la web de la Uefa.

Por la joya

El entrenador argentino, todo un ídolo en el Atlético, pondría la joya de la corona a una trayectoria espectacular desde que llegó al banquillo rojiblanco en los últimos días de 2011, ya que sus pupilos ganaron en 2012 la Europa League y la Supercopa de Europa, en 2013 la Copa del Rey y en este 2014 ya está seguro la Liga española.

En el Atlético se recuerda estos días especialmente la final de la Copa del Rey del pasado año, cuando el equipo «colchonero» se impuso 2-1 en la prolongación, con gol del brasileño Joao Miranda, en el Santiago Bernabéu.

En el Real Madrid la imagen más evocada en los últimos días es la de la célebre volea de Zinedine Zidane, para ganar 2-1 al Bayer Leverkusen en la final de 2002 y ganar el noveno título europeo. Desde entonces, el equipo no había vuelto a una final.

La final permitirá además una gran fiesta española en Lisboa, una ciudad separada apenas 600 kilómetros de Madrid y donde se espera un auténtico desembarco desde el país vecino, de 70 mil personas según la embajada de España en Lisboa y 120. mil según las autoridades portuguesas.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Iker Casillas – Dani Carvajal, Raphael Varane, Sergio Ramos, Fabio Coentrao – Asier Illarramendi, Luka Modric, Ángel Di María – Gareth Bale, Cristiano Ronaldo, Karim Benzema.
DT: Carlo Ancelotti (ITA)

Atlético: Thibaut Courtois – Juanfran Torres, Joao Miranda, Diego Godín, Filipe Luis – Arda Turán (o Raúl García), Gabi Fernández, Tiago, Koke – Mario (o Diego Costa), David Villa.
DT: Diego Simeone (ARG)

Así llegaron

Este fue el recorrido de Real Madrid y Atlético de Madrid hasta la final de la Liga de Campeones europea, que disputan este sábado en Lisboa:

Real Madrid:

Fase de grupos:

Galatasaray (TUR) – Real Madrid (ESP) 1 – 6
Real Madrid (ESP) – Copenhague (DEN) 4 – 0
Real Madrid (ESP) – Juventus (ITA) 2 – 1
Juventus (ITA) – Real Madrid (ESP) 2 – 2
Real Madrid (ESP) – Galatasaray (TUR) 4 – 1
Copenhague (DEN) – Real Madrid (ESP) 0 – 2

Octavos de final:

Schalke 04 (GER) – Real Madrid (ESP) 1 – 6
Real Madrid (ESP) – Schalke 04 (GER) 3 – 1

Cuartos de final:

Real Madrid (ESP) – Borussia Dortmund (GER) 3 – 0
Borussia Dortmund (GER) – Real Madrid (ESP) 2 – 0

Semifinales:

Real Madrid (ESP) – Bayern Múnich (GER) 1 – 0
Bayern Múnich (GER) – Real Madrid (ESP) 0 – 4

Atlético:

Fase de grupos:

Atlético (ESP) – Zenit (RUS) 3 – 1
Oporto (POR) – Atlético (ESP) 1 – 2
Austria Viena (AUT) – Atlético (ESP) 0 – 3
Atlético (ESP) – Austria Viena (AUT) 4 – 0
Zenit (RUS) – Atlético (ESP) 1 – 1
Atlético (ESP) – Oporto (POR) 2 – 0

Octavos de final:

Milan (ITA) – Atlético (ESP) 0 – 1
Atlético (ESP) – Milan (ITA) 4 – 1

Cuartos de final:

Barcelona (ESP) – Atlético (ESP) 1 – 1
Atlético (ESP) – Barcelona (ESP) 1 – 0

Semifinales:

Atlético (ESP) – Chelsea (ENG) 0 – 0
Chelsea (ENG) – Atlético (ESP)


Ancelotti, la «Décima» puede ser su «Quinta»

El italiano Carlo Ancelotti puede lograr este sábado, en la final que juega su Real Madrid contra el Atlético de Madrid en Lisboa, el quinto título europeo de su carrera, tras dos como jugador y dos como entrenador. Todos ellos fueron conseguidos con los colores del Milan. La cifra podía haber sido mayor en su etapa ya de técnico, pero el equipo «rossonero» dejó escapar en los penales una final que parecía tener ganada en 2005 ante el Liverpool (3-3) en Estambul, después de haberse adelantado 3-0.

El primer título continental para «Carletto» llegó en 1989 cuando todavía corría por el césped como centrocampista. Fue en el Camp Nou de Barcelona, con un 4-0 sobre el Steaua Bucarest, con «dobletes» holandeses de Marco Van Basten y Ruud Gullit. Ancelotti fue titular y firmó un buen partido, como en las semifinales, cuando el Milan había eliminado al Real Madrid.

Un año más tarde, en 1990, el Milan revalidó su corona ganando 1-0 al Benfica, con gol del holandés Frank Rijkaard en la final del Praterstadion de Viena. Ancelotti fue titular y reemplazado en la segunda parte. Ancelotti se retiró en 1992 y en 1995 empezó su carrera como entrenador.

Como técnico

En el Milan estuvo de 2001 a 2009, tiempo en el que el histórico club italiano alcanzó tres finales de la Liga de Campeones. La primera la ganó en 2003, en un duelo 100% italiano contra la Juventus en Old Trafford (Mánchester, Inglaterra), que se decidió en los penales (3-2 tras 0-0).

Su peor recuerdo fue la final de Estambul, en 2005, cuando el Milan parecía al descanso haber ganado ya la competición con una ventaja de 3-0 en el estadio Ataturk con un gol de Paolo Maldini y un «doblete» del argentino Hernán Crespo. Pero el Liverpool del español Rafael Benítez despertó tras el descanso e igualó con dianas de Steven Gerrard, Vladimir Smicer y Xabi Alonso, forzando la prolongación y luego los penales.

En la tanda decisiva, los fallos de Serginho, Andrea Pirlo y Kaká condenaron a los milanistas a abandonar Turquía derrotados y con la sensación de haber dejado escapar una oportunidad de oro. Gran parte del plantel pudo desquitarse dos años más tarde, cuando el Milan superó 2-1 al Liverpool en Atenas, con «doblete» de «Pippo» Inzaghi.

Ancelotti pudo volver a Milán con el trofeo y bajó del avión con él en las manos, acompañado de Kaká, que luego fue elegido Balón de Oro de aquel 2007. Fue la última vez que Ancelotti consiguió ser campeón de Europa.

La vida fuera de San Siro

Abandonó el Milan en 2009 y estuvo en el Chelsea (2009-2011) y el París Saint-Germain (2012-2013), sin llegar a conseguir llevar a ambos equipos al último partido. Firmó por el Real Madrid al principio de la actual temporada y desde el día de su presentación demostró tener la lección muy bien aprendida.

«Sería un sueño poder ganar la Décima», repitió Ancelotti a su llegada y lo ha ido repitiendo en los últimos meses, consciente de la importancia que en el Real Madrid tiene la Copa de Europa.

Si el Real Madrid es campeón este sábado, sería el décimo título para el equipo blanco y el quinto para Ancelotti. Si el técnico italiano fuera un club, solo le superaría en el palmarés el propio Real Madrid (9) y el Milan (7), y estaría igualado en el tercer puesto con el Liverpool y el Bayern de Múnich (5).


Simeone puede vengar a «Toto» Lorenzo

Por segunda vez ha llegado el Atlético de Madrid a una final de la máxima competición europea y por segunda vez lo ha hecho con un entrenador argentino: en 1974 perdió la final de la Copa de Europa con Juan Carlos Lorenzo y el sábado jugará la de la 2013-2014 con Diego Simeone.

Las instrucciones desde el banquillo tienen acento argentino en las grandes temporadas del club «colchonero», pero Simeone se ha propuesto no tropezar en el último escalón, como le ocurrió a su compatriota en la final de hace cuatro décadas.

Allí el Atlético tuvo el triunfo en sus manos, con un gol de Luis Aragonés al Bayern de Múnich en la prórroga, pero en el último minuto los bávaros igualaron ese duelo en Bruselas y forzaron un partido de desempate, donde los muniqueses, con «dobletes» de Uli Hoeness y Gerd Müller, se impusieron 4-0.

Lo que no alcanzó

Lorenzo tuvo un paso efímero por el banquillo del Atlético, un equipo en el que había jugado como mediocampista de 1954 a 1957, pero al que sólo entrenó en aquel año de la final europea, antes de regresar a Argentina para tomar las riendas del Unión de Santa Fe.

La final de Bruselas es uno de los traumas históricos para el equipo de la capital española, pero ahora otro argentino, «Cholo» Simeone, puede lograr lo que el «Toto» Lorenzo no alcanzó. Tanto uno como otro tienen varios puntos en común. Uno de ellos su carisma indudable y otro su alma de trotamundos, que les hizo buscar suerte en varios países.

Lorenzo, como jugador, destacó en Chacarita y Boca Juniors, antes de pasar a Italia (Sampdoria), Francia (Nancy) y finalmente a España, donde jugó en los años cincuenta para Atlético, Rayo Vallecano y Mallorca.

Fue precisamente allí, en el Mallorca, donde empezó como técnico e inició una larga carrera por varios clubes. En el extranjero pasó por España (Mallorca, Atlético de Madrid), Italia (Lazio, Roma), México (Atlante) y Colombia (Independiente Santa Fe), mientras iba alternando etapas en equipos argentinos e incluso al frente del equipo nacional.

La más recordada y por la que pasó a ser una gloria de la historia ‹xeneize›, su trabajo en el Boca Juniors, al que guió al título en la Libertadores (1977, 1978) y la Intercontinental (1977).

Caminos paralelos

Cuando falleció en 2001, en España se recordó sobre todo que era el entrenador atlético en la final europea de 1974. «Juan Carlos ‘Toto› Lorenzo, una gloria del fútbol argentino» tituló su obituario el diario español El País, loando la figura del bonaerense y repasando su larga carrera de éxitos.

Simeone también ha sido jugador y entrenador en Argentina, Italia y España, como Lorenzo, y en ocasiones en los mismos clubes. Es el caso sobre todo del Atlético, pero también de la Lazio italiana, donde jugó «Toto», o los argentinos River Plate y Racing Club, a los que los dos entrenaron.

Tras la conquista del décimo título en la Liga española, el pasado fin de semana, Simeone fue ensalzado por todos como el símbolo de un Atlético histórico. El título europeo permitiría elevarle a la categoría de leyenda y saldaría varias deudas que siguen pendientes desde hace 40 años.

Las cantidades que reciben los finalistas

El vencedor de la Liga de Campeones, cuya final será hoy —2:15 de la tarde, hora venezolana— en Lisboa al Real Madrid y al Atlético de Madrid, recibirá una prima de más de 36 millones de euros, además de una veintena de millones en concepto de derechos de televisión, según cifras de la Unión Europea de Fútbol (Uefa).

Cada participante en la fase de grupos recibe de oficio una recompensa de 8,6 millones de euros. Los que llegan a octavos de final suman 3,5 millones de euros más, los cuartofinalistas añaden luego 3,9 millones y los semifinalistas 4,9 millones de euros. El campeón añade 10,5 millones de euros y el finalista 6,5 millones.

Las cantidades se van acumulando, lo que significa que el ganador del partido de este sábado en Lisboa recibirá 31,4 millones de euros y el finalista 27,4 millones. A esa suma hay que añadirle primas por resultados conseguidos durante la fase de grupos.

Con cinco victorias y un empate cada uno en esa ronda de grupos, tanto Real Madrid como Atlético consiguieron 5,5 millones de euros suplementarios. Todo ello en concepto de primas por su actuación en el torneo. A ello se añade la cantidad que venga del «market pool», una parte variable ligada a los derechos de televisión.

Las cantidades exactas del «market pool» no se conocen para la actual edición, que todavía no terminó, pero deberían ser similares a las de la pasada campaña. Con ello se sumaría al total algo más de 20 millones de euros.

Comente