¡Humillante!

1308_grande_01
9 de julio, 2014 - 11:41 am
Redacción Diario Qué Pasa

 

En un partido insólito, en el cual la oncena del equipo anfitrión no consiguió cómo detener la aplanadora germana, Brasil se despidió ayer de su propio Mundial de Fútbol de una manera vergonzosa al ser literalmente aplastados por «La Mannschaft» 7 goles por 1. Con el juego de ayer, Brasil es nuevamente humillado al intentar ganar una Copa en casa, desde 1950 cuando perdió su única final de un Mundial como local contra Uruguay por 2-1, el recordado Maracanazo. Anoche hubo manifestaciones violentas con quema de autobuses y saqueos en Sao Paulo.

En los 90 minutos más amargos de la historia del fútbol brasileño, la selección alemana arrolló de principio a fin al equipo «carioca» y le propinó la peor derrota de su historia al imponerse por 7-1 ante la mirada de unos 58 mil espectadores que colmaron el estadio Mineirão de Belo Horizonte y que vieron perplejos como su oncena salía humillada  en su casa.

64 años después del famoso «Maracanazo», cuando Brasil perdió la final en Río de Janeiro ante Uruguay, los «auriverdes» pretendían tomar revancha de aquel momento, pero se encontraron con un rival que mostró un «Futbol Total», que vienen trabajando desde la Eurocopa 2008 cuando cayeron en la final ante España, pero que ayer, seis años más tarde, lograron perfeccionar.

Y es que la derrota no solo significó la eliminación de los locales en «su» copa, sino que también se convirtió en la mayor goleada en contra de un país anfitrión en la historia de los Mundiales y le permitió a Alemania (223) superar a Brasil (221) como país con más goles en una Copa del Mundo y con más finales en el mismo —8 por los teutones contra 7 de la «canarinha»— según datos del reconocido estadista Alexis Martín-Tamayo en su cuenta de red social Twitter @2010MisterChip.

Cambios

Con la baja de Neymar por lesión y Thiago Silva por acumulación de tarjetas amarillas, el seleccionador Luiz Felipe Scolari tuvo que meter mano en su alineación titular y dispuso de Dante en el centro de la zaga, además del ingreso de Bernard por la estrella brasileña.

Pero Joachim Low sorprendió con la inclusión de Miroslav Klose desde el inicio, demostrando que su equipo saldría a atacar desde el primer momento. Y así lo hizo.

Alemania desnudó todas las carencias defensivas que tenía el conjunto brasileño por las bandas, donde Marcelo fue desbordado durante todo el encuentro, sumándose al mal partido del defensor central David Luiz.

Cinco goles en 30 minutos

Los europeos presionaron y asfixiaron al rival desde su cancha y en 30 minutos ya ganaban 5-0. Thomas Müller abrió el marcador al minuto 11 tras rematar con la pierna derecha un tiro de esquina completamente solo.

Posteriormente, en la fracción 23, Klose aumentó la ventaja tras recoger un rechace del portero Julio Cesar tras un disparó de él mismo y consiguió así el gol 16 que lo convierte en el máximo anotador de la historia de los Mundiales, superando a un brasileño: Ronaldo.

En menos de dos minutos, el mejor jugador del partido, Toni Kroos marcó en par de oportunidades tras pases de Lahm y Khedira, y luego este último metería el quinto con el que se fueron al descanso.

Neuer también respondió

Para el segundo tiempo, Scolari dio entrada a Ramires y Paulinho por Hulk y Fernandinho para tratar de mejorar su defensa. Ante una Alemania que quitó un poco el pie del acelerador, Brasil se fue al ataque y con remates de Oscar, Paulinho y Ramires puso en aprietos al meta Manuel Neuer, que con grandes intervenciones mantuvo el arco el cero, aumentando sus posibilidades de llevarse el trofeo como mejor arquero de la copa.

Schuerrle entró al campo por Klose y mojó en par de oportunidades en los minutos 69 y 79 para bajar cualquier indicio de amenaza local. Solo Oscar en las postrimerías del cotejo consiguió el gol de la «honrilla» brasileña, pero no quitó la cara de desolación de jugadores, cuerpo técnico y aficionados que nunca se imaginaron salir humillados en su propia casa.

Fotos: AFP

Comente