Hewitt colgó la raqueta

1853_13D-AFP_01
22 de enero, 2016 - 1:53 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

El australiano Lleyton Hewitt, eliminado ayer en la segunda ronda del Abierto de Australia por el español David Ferrer, puso fin a sus 34 años a una larga carrera de dos décadas en el circuito, cuyo mejores momentos llegaron hace casi tres lustros.

Todavía no se hablaba de Roger Federer, Rafael Nadal o Novak Djokovic cuando en 15 meses, de septiembre de 2001 a noviembre de 2002 el chico de Adelaida firmó un palmarés envidiable: dos victorias en Grand Slam, US Open (2001) y Wimbledon (2002), dos títulos del Masters y el primer puesto en la clasificación mundial.

Cerca de los 35 años –los cumplirá en febrero–, a Hewitt le hubiera gustado cerrar su carrera más cerca del título en Melbourne, en el Abierto de Australia que disputó 20 veces sin éxito, pero la llegada al circuito de los tres gigantes que lo han dominado desde hace más de una década le dejó en un papel secundario. El australiano, de esta manera, se retiró del tenis de manera oficial; ahora, su futuro será como capitán de Copa Davis.

Señalado por «amaño»

Ayer también apareció en una lista publicada en internet con 15 jugadores con resultados «sospechosos» por el caso de amaño de juego, a lo que  Hewitt calificó de «farsa absoluta».

«Creo que hay que tomar esto como una broma, no hay otra posibilidad. Sé que mi nombre está dentro», declaró Hewitt.

Este jueves el blog deportivo Show Legend ofreció los supuestos nombres de 15 sospechosos, entre ellos el de Hewitt. Los periodistas le preguntaron sobre esto en su última rueda de prensa como jugador.

«Creo que nadie piensa que he podido estar involucrado en temas de corrupción o de partidos amañados. Es simplemente absurdo. Si alguien intenta empujarme en esa dirección, buena suerte. Tirar mi nombre en medio de todo es una farsa absoluta», dijo.

Comente