Estrellas de la MLB se desquitaron de Japón

1439_deportes-(3)_01
17 de noviembre, 2014 - 12:48 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La representación de Grandes Ligas en la Serie de Estrellas en Japón fue blanqueado en dos de los primeros tres juegos del certamen, incluyendo un no-hitter propinado por la selección nipona el sábado. El domingo, todo cambió.

Ya descartado matemáticamente en la serie al mejor de cinco después de caer en los primeros tres choques oficiales, el equipo de MLB por fin sacó la garra y derrotó de manera convincente al «Samurái Japón» con marcador de 6-1 ante 43,705 aficionados en el Tokyo Dome.

«Tenemos mucho orgullo y queríamos reaccionar», dijo el abridor de la escuadra de Grandes Ligas, Chris Capuano, quien permitió cuatro hits y una carrera en 5.0 entradas para adjudicarse la victoria.

Después de sufrir el juego sin hit ni carrera del sábado, los bateadores de MLB atacaron desde el mismo primer inning el domingo. Rompió el hielo el cubano Yasiel Puig con un doble, batazo seguido por otro «tubey» de Justin Morneau que empujó la primera vuelta del partido.

Altuve respondió

De hecho, los primeros tres bateadores de la alineación-el venezolano José Altuve, Puig y Justin Morneau-conectaron ocho de los 10 imparables de la escuadra, siendo los otros dos de Evan Longoria (jonrón solitario) y del dominicano Carlos Santana (sencillo), 4 y 5 en el orden ofensivo. «El primer tercio de nuestro lineup hizo un tremendo trabajo», comentó el mánager de la representación de Grandes Ligas, John Farrell. «Pusieron el tono para nosotros». Puig (4-3, dos dobles y dos anotadas) y Morneau (4-2, doble, jonrón y cuatro empujadas) fueron los mayores protagonistas de los de MLB con el madero. Pero otra figura clave fue Altuve, quien sustituía al lesionado Robinson Canó como intermedista y fungía como primer bate. El segunda base de los Astros se fue de 4-3 con una base robada y una anotada luego de haberse ido en blanco en seis turnos desde su llegada a Japón.

«Así es el béisbol», dijo Altuve. «A veces das los hits y a veces no. No me puse presión, sino que fui agresivo para ser el pelotero que soy. Lo que me puso contento fue que me embasé para ayudar a ganar a mi equipo». Ahora la Serie de Estrellas se traslada a la ciudad de Sapporo. El martes se realizará el último partido oficial, antes de un juego de exhibición en Okinawa el jueves.

Fotos: AFP

Comente