Estrellas al rescate del fútbol herido

1633_A-(silueta)-AFP_01
10 de junio, 2015 - 4:23 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Neymar llevará la batuta de la «seleçao» que quiere reivindicarse luego del pésimo mundial que jugaron en casa

Fotos: AFP

¿Serán capaces las superestrellas mundiales Messi, Neymar, Alexis, Cavani y James de rescatar con su juego exquisito en la Copa América al fútbol herido por el súper escándalo de la Fifa? El balón de la Copa América 2015 comenzará a rodar mañana con la antesala de una ceremonia inaugural en el estadio Nacional de Santiago y promete reunir una pléyade inusitada de figuras como nunca ha habido en el torneo de selecciones más antiguo del mundo, a punto de cumplir un siglo.

Una nube negra

En las últimas semanas el juego ha quedado en las sombras y se ha mudado a los estrados judiciales y al ámbito político mundial, por culpa de dirigentes que han medrado con el deporte más popular del planeta, una verdadera mina de oro. Difícil para el juego, porque el mayor escándalo en la historia del fútbol crece como una bola de nieve y hasta en los últimos días intervino el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reclamando «integridad» en el «enorme negocio del fútbol».

Chile espera brillar

Ese día, jugadores como los chilenos Alexis Sánchez y Arturo Vidal o del otro lado el ecuatoriano Enner Valencia, serán los encargados de comenzar a reencender los focos del juego. Los dos ases chilenos que brillan en el fútbol europeo, más el portero Claudio Bravo cargan con la pesada mochila de tratar de llevar a «La Roja» a su primer título en la historia: la oportunidad es única por contar con una excelsa generación de futbolistas y por jugar en casa, aunque se verá si este plantel comandado por Jorge Sampaoli puede absorber la presión de un país sediento por beberse la primera copa.

22 años es mucho

Para el tango 20 años no es nada, pero en el fútbol 22 años sin títulos para una potencia como Argentina es una eternidad. La albiceleste, eterna favorita, se mancó antes de cruzar el disco en la final contra Alemania en el Mundial de Brasil 2014, en su más reciente y mayor frustración de las varias que ha sufrido. Y ahora llega a Chile con una ofensiva que mete miedo, liderada por el comandante Lionel Messi y secundado por los escuderos Sergio Agüero, goleador de la Premier League, y por Gonzalo Higuaín, a los que se suma Carlos Tévez. Chile 2015 da a Argentina la oportunidad de volver a liderar el palmarés histórico del torneo continental con 15 coronas junto a Uruguay, un clásico rival que le arrebató el título en casa en la anterior edición, en 2011.

«La Celeste» renovada

«La Celeste», que hincha el pecho en los certámenes regionales, puede volver a tallar fuerte si hace el duelo por la ausencia de Luis Suárez, su figura excluyente que debe pagar una severísima sanción de nueve fechas de la Fifa por haber mordido al italiano Giorgio Chiellini en el Mundial. La posta la debe tomar Edinson Cavani, otro asesino del gol que brilló en el PSG campeón del fútbol francés, mientras «La Celeste» vive una renovación que dejó fuera al histórico Diego Forlán y el capitán Diego Lugano.

Adiós al «jogo bonito»

El compadre de Suárez y Messi en el Barcelona, el brasileño Neymar, será el encargado de darles a sus compatriotas un bálsamo, tras la humillante derrota ante Alemania 7-1 en semifinales del Mundial 2014 en casa. Dunga, el nuevo entrenador auriverde, comanda un equipo de guerreros que solo le admite licencias fuera de la táctica rígida a Neymar, por lejos su mejor jugador y tal vez el único anotado en la lista de talentosos. Por ahora, los números le dan la razón: nueve amistosos ganados en igual número de partidos desde que asumió en julio pasado, aunque habrá que ver «a la hora de los bifes», cuando la «seleçao» comience a andar en el Grupo C que comparte con Colombia, Venezuela y Perú.

El «Principito» a la cabeza

El equipo cafetero se cuela entre los favoritos por derecho propio, sin pedir permiso: una formación sólida liderada por un eficiente conductor de grupos, José Pekerman, que cuenta por primera vez con un grupo de jugadores que se ha metido en la élite del fútbol mundial. El volante James Rodríguez, goleador del Mundial 2014, brilla en el Real Madrid, y hasta desplazó como figura cafetera a Radamel Falcao, un gran artillero que debe renovar pergaminos tras ser prácticamente marginado en el Manchester United.

A despegar

México, en tanto, decidió priorizar la Copa Oro de la Concacaf y envió a Chile un equipo B, con el peligro de repetir su fracaso estrepitoso de la Copa América de Argentina 2011, donde perdió los tres partidos de grupo y se marchó bien temprano a casa. Ecuador solo quiere olvidar el fracaso del Mundial 2014, Paraguay renacer tras su decepcionante eliminatoria pasada, mientras que Perú, Venezuela y Bolivia van por el eterno objetivo del despegue, y además estará el invitado Jamaica, una verdadera entelequia.

Comente