Estadio Cuatricentenario: monumento a la desidia

1551_A1-AP_01
16 de marzo, 2015 - 1:25 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Desde la entrada se comienza a sentir el deterioro del estadio

Fotos: Alberth Piña

Inaugurado en 1999 nunca ha recibido la atención que amerita siendo el deporte que mayores logros ha alcanzado para el Zulia nacional e internacionalmente

Muy pocos recuerdan todo lo que sufrió el softbol regional para que le construyeran su instalación propia. Desaparecidos los estadios Creole y Mene Grande, ese deporte se asiló en el estadio Alejandro Borges de donde fue corrido tan pronto comenzó a deteriorar el campo de béisbol.

El softbol comenzó su gran odisea y huyó hacia el monte. Surgieron las llamadas granjas, que si bien es cierto favorecieron la práctica de este deporte, no lo es menos que enriqueció a muchos que se aprovecharon la situación para establecer negocios lucrativos, encabezados por la venta de cerveza.

Así nació el hoy llamado estadio Cuatricentenario que lleva ese nombre en honor al aniversario que ese año celebraba la ciudad.

Maracaibo se atrevió a montar los Juegos Nacionales y también los Centros Americanos y del Caribe. La construcción de un estadio para el softbol se hizo obligatoria.

Pasaron los años y ahora la historia es otra:

desidia y abandono son las palabras más apropiadas para describir el mal estado de las instalaciones del estadio Cuatricentenario.

Dos láminas caídas de las tribunas techadas, las cercas de los jardines casi en el suelo, escasa iluminación, los dogout en pésimas condiciones y una insalubridad que atenta contra los atletas que se atrevan a utilizar los baños. Estos pequeños detalles son muestras de las deficiencias que carcomen este campo deportivo.

El estadio fue fundado en 1990, y al año siguiente este complejo deportivo fue sede de los juegos nacionales para la disciplina del softbol. Cabe destacar que este deporte, es uno de los practicados en la entidad zuliana, además de ser uno de los estados que aporta más jugadores para la selección nacional de mayores. En el conjunto masculino se encuentran seis zulianos, entre los cuales están Ramón Jones y Rafael Flores. En la rama femenina cuatro marabinas hacen parte de la escuadra nacional.

Yodianny Torres, jugadora de la selección juvenil del estado Zulia no ocultó su desilusión: «Llevamos cinco años con este problema, y aún no recibimos una respuesta a nuestros justos reclamos».

Vanessa Fuenmayor, otra integrante de la equipo juvenil, indicó que han solicitado ayuda a diferentes entes gubernamentales para la recuperación de este campo deportivo. «Lamentablemente nuestras palabras se las lleva el viento».

Más de 200 atletas entrenan en el estadio Cuatricentenario en las distintas categorías de softbol tanto masculino como femenino.  Lunes, miércoles y viernes practican la selección femenina, mientras tanto el masculino martes y jueves. Solo entrenan hasta las 5:30 de la tarde por la falta de iluminación.

Muchas atletas se vienen directamente de sus clases para los entrenamientos, sin embargo, no tienen un lugar para cambiarse. Figglia Revilla dijo: «El dogout para cambiarnos está horrible, nos cambiamos allí porque no hay lugar, pero es muy desagradable».

La selección juvenil nacional masculino ha ganado cuatro años seguimos los juegos nacionales, y también se ven afectados por los daños que tiene el estadio para su preparación. «No queremos emigrar a otros estados, sentimos que no nos valoran», opinó Paula Mejía, miembro de la selección regional.

Las jugadoras de la selección juvenil esperan que algún ente atienda la situación del estadio

Prepararse con sus condiciones

Los juegos nacionales serán en diciembre en Sucre para el femenino y Puerto La Cruz el masculino. Ambas selecciones regionales se encuentran entrenando para los juegos preparatorios. La selección regional femenina ha solicitado ayuda a los entes gubernamentales nacionales y regionales para que el recinto (estadio) vuelta a ser uno de los mejores del Zulia para la práctica del softbol.

También les invitan a los organismos deportivos del estado a que visiten el estadio, y se den por enterados de la penosa situación del estadio y busquen la solución a estas deficiencias.

«Pedimos que se preocupen por nosotras y que hagan acto de presencia en este recinto deportivo para que inicien su recuperación para bienestar del softbol zuliano», concluyó Eshefany Duno, selección Zulia en relación al problema que ha afectado durante varios años a las atletas regionales.

Funidez, el ente encargado del mantenimiento de las instalaciones deportivas del Zulia, se deleita en el sueño de los injustos, para este ente las instalaciones no existe a juzgar por el abandono que las mantienen.

Comente