Entre vómitos y mareos mejoró

1460_G---SILUETA---AFP-_02
8 de diciembre, 2014 - 7:01 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: AFP

Tiger Woods batalló contra las náuseas, fiebre y vómitos para disparar el pasado sábado una tarjeta de 69 golpes, tres bajo par, en el torneo Hero World Challenge en Orlando (Florida), su primera competencia después de una ausencia de cuatro meses por lesión.

El exnúmero uno del mundo hizo birdie en los últimos tres hoyos para colocarse con un total de 216 golpes después de 54 hoyos en el campo de Isleworth, pero se mantuvo en el último lugar de la tabla de posiciones, entre 18 jugadores. «No fue fácil, pero he luchado duro. He gastado todo lo que tenía», aseguró Woods en un susurro debido a su ronquera.

Woods, quien no había jugado competitivamente desde el Campeonato de la PGA en agosto debido a una lesión en la espalda, vomitó desde el primer hoyo en adelante. «He estado vomitando durante horas», dijo Woods, tras señalar que pese a su enfermedad, nunca consideró abandonar la competencia.

Woods, que abrió el jueves con una ronda de 77 golpes, disparó un 70 el viernes, cuando comenzaron a aparecer los primeros síntomas de fiebre. Este sábado dijo sentirse mucho peor. «Antes no tenía náuseas y vómitos. Simplemente no tenía explosividad. Estaba bastante lento», añadió.

Comente