El Súper Bowl de los puños

1585_12F(silueta)-AFP_01
23 de abril, 2015 - 1:42 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

Mayweather es considerado como el mejor peleador libra por libra en la actualidad

Foto: Agencias

En un mundo ideal, el boxeo podría tener un evento como el que protagonizarán Floyd Mayweather y Manny Pacquiao este 2 de mayo, cada cuatro o cinco años, siempre y cuando se siguieran los lineamientos de un torneo al estilo del Mundial de Futbol de Fifa, la Serie Mundial de la MLB, el Súper Bowl de la NFL, la Serie Final de la NBA o la Final de la Champions League de la Uefa.

Eso sería si en el boxeo hubiese al menos 8, 10 o 12 peleadores que en una misma categoría tuvieran los arrestos suficientes para protagonizar excelentes combates, como hoy parece serlo la división de peso Welter que encabezan precisamente Floyd y Manny y como sucedió hace ya algunos años con el torneo en peso súper mediano, el Super Six, en el que el estadounidense Andre Ward terminó siendo el gran triunfador, convertido en una gran estrella del pugilismo y con un lugar entre los mejores libra por libra del mundo.

Hoy sería sensacional un torneo en peso welter en el que participaran Floyd Mayweather, Manny Pacquiao, Juan Manuel Márquez, Tim Bradley, Keith Thurman, Kell Brook, Marcos Maidana, Amir Khan, Shawn Porter, Brandon Ríos, Diego Chaves, Andre Berto, Zab Judah y Paulie Malignaggi, por mencionar a algunos posibles candidatos, pero la realidad es que a diferencia de la Fifa; NBA; NFL y demás, es muy complicado conciliar tantos intereses en el pugilismo. 

Disparidad en las ganancias

Por ahora no se pueden comparar las ganancias que arroja la Fifa por cada uno de sus mundiales, pero sí podría competir con las ganancias que da la Uefa en la Champions League en donde da poco más de 50 millones de dólares a su campeón, cifra que superarán este 2 de mayo tanto Mayweather como Pacquiao.

Los ratings que alcanzan la Serie Mundial o el Súper Bowl también son incomparables. No por nada el juego más importante de la NFL es el evento deportivo más visto en el año con 114 millones de espectadores en Estados Unidos, algo a lo que no podrían competir Floyd y Manny, primero porque su pelea va por pague por ver, es decir, no es un evento de televisión abierta, y segunda porque los ratings que genera el boxeo en televisión abierta en Estados Unidos no se comparan con los que tiene la NFL.

Es decir, si Mayweather y Pacquiao son el Súper Bowl del boxeo, la esperada Final de la Champions o su similar en la MLB o cualquier otra liga importante, pero quizá este fenómeno se vería cada vez más seguido si los organismos, cadenas de televisión, managers, promotores y boxeadores decidieran hacer un torneo que no necesariamente tendría que durar un año sino que podría ir progresando hasta que, como ellos, en rondas de eliminación directa, el pugilismo finalmente encuentre a un campeón y con él a una nueva figura del pugilismo.

Comente