El liderazgo será asunto de esfuerzo colectivo

1404_12b-agencias_01
13 de octubre, 2014 - 3:56 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Siete temporadas completas transcurrieron entre las capitanías de Don Mattingly y Derek Jeter en los Yankees. En ese tramo, el equipo ganó cuatro Series Mundiales. Por lo tanto, el club confía en que el liderazgo en el clubhouse sea un esfuerzo colectivo la próxima temporada.

Los Yankees iniciarán la campaña del 2015 sin un capitán oficial por primera vez desde el 2003 y el manager Joe Girardi espera que varios veteranos —entre ellos CC Sabathia, Brian McCann y el boricua Carlos Beltrán— llenen el vacío creado por el retiro de Jeter. «Creo que se trata de algo importante», manifestó Girardi. «Mucho se ha hablado de quién va a surgir como líder en el clubhouse. Fui parte de cuatro equipos aquí. No había un líder definido. Habrá muchachos que asuman la responsabilidad. No me cabe duda».

Nombrar a Jeter como capitán fue decisión de fallecido propietario George M. Steinbrenner. Dicho título le perteneció a Mattingly desde 1991 a 1995. Willie Randolph y Ron Guidry compartieron el rol de 1986 a 1988, luego de que Graig Nettles fuera capitán de 1982 a 1984. En 1976, Thurman Munson se convirtió en el primer capitán del club desde Lou Gehrig. La capitanía de los Yankees quizás permanezca desocupada un tiempo. Si la gerencia le proponía nombrar a un nuevo capitán este invierno, Girardi tenía previsto aconsejarles, «Esperen. Les diría que esperen a ver quién de verdad surge para ese rol».

No sería la primera vez

Los Yankees de 1996 surgen a menudo cuando Girardi habla del concepto de liderazgo. El exreceptor recuerda cómo el taponero John Wetteland disfrutaba la responsabilidad de ser un líder para los demás relevistas del equipo. Cuando Wetteland se marchó para firmar con los Rangers como agente libre, el panameño Mariano Rivera no sólo asumió el rol de cerrado, sino que también se ganó el respeto de sus compañeros en el bullpen. «La transición no sucedió de la noche a la mañana, pero sí fue bastante rápida. Ese era el bullpen de Mo», manifestó Girardi. En aquellos equipos había muchas figuras respetadas, entre ellos Paúl O›Neill y David Cone, a quien Girardi destacó por haber puesto un ejemplo positivo para los jóvenes. «A finales de los años 90, no había un solo líder. No tengo inconveniente con eso», dijo Girardi. «No estoy pidiendo que haya uno solamente, sino que varias voces sepan liderar. De hecho, así se les hace más fácil».

Comente