El bicicrós un deporte en vías de desaparecer

A-Agencias_01
10 de agosto, 2015 - 7:11 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La pista de bicicrós Misael Vílchez no es funcional, después de ser una de las mejores del país por el abandono que tiene en sus instalaciones

Foto: Agencias

Lo que hace años era una de las mejores pistas de bicicrós del país, hoy se ha convertido en una vergüenza para la ciudad, en virtud del descomunal descuido a que ha sido sometida por parte de las autoridades deportivas, excluyendo a la Asociación Zuliana de Ciclismo, que de manos atadas, poco puede hacer para recuperar lo que fue, como apuntamos antes, orgullo de los marabinos.

Buscamos a quien interrogar para que responda en torno a esta situación. El vigilante de la descuidada obra no asume esa responsabilidad —y eso es entendible— porque su misión es tratar de resguardar lo poco que queda, que según dijo en cualquier momento el hampa se encargará de desaparecer lo poco que queda.

Un terreno baldío

A lo lejos la miseria nos envuelve los ojos, como si se tratase de cualquier terreno baldío de la ciudad. Ese es el estado que presenta la  pista de bicicrós Misael Vílchez, ubicada en el Polideportivo de Maracaibo. Es evidente que este deporte ha sufrido grandes desatenciones en estos últimos años, perdiendo, con el paso del tiempo, a buena parte de los atletas que se reunían en este rincón del complejo deportivo y donde montados en sus bicicletas coloridas practicaban la modalidad.

Hay que escuchar a Nelson Villalobos, entrenador de la especialidad, con quien pudimos conversar luego de previa cita en la pista Misael Vílchez, que lleva el nombre del exdirector de deportes, ya fallecido, y cuya memoria no se honra para nada con esta situación.

Vílchez habla claro, su conversación es de lo más fluida y fácil de interpretar.

Desidia total

«Las instalaciones responden —dijo con cierto dejo de tristeza— a una miseria generalizada, una pista enmontada y fuera de toda probabilidad de ser usada para la práctica, una rampa de partida desvalijada y una grada que poco descanso proveerá a los visitantes, que más allá del disfrute, caminan por toda una odisea. La pista no es funcional y la instalación nos está cayendo encima», acotó

Además del deterioro, Nelson acentúa otro factor común que ha estrechado las visitas a la pista.

Inseguridad

«La delincuencia nos está acosando». Y es que hace más de dos años que la instalación no funciona en horas de la noche debido al robo de todo el cableado que servía para la distribución de la luz en la pista, hecho que obligó a los entrenadores y atletas a practicar en un estacionamiento aledaño a la pista, que posee un poco más de iluminación y por donde transita mayor número de personas. A consecuencia de la poca vigilancia en buena parte del Polideportivo de Maracaibo el hampa se ha convertido en una peligrosa visita que siembra el miedo y zozobra en lo que debería ser una zona familiar y de esparcimiento.

El total abandono hace que la pista agonice con el paso del tiempo. Desprovistos de las necesidades mínimas para acceder a la práctica del bicicrós, son menos los atletas que convergen y disfrutan de una tarde de sol sobre la arena rojiza del complejo Misael Vílchez, por lo que Nelson Vílchez, hace un nuevo llamado al Gobierno regional.

Desde aquí de la pista del Polideportivo hago un llamado al gobernador del estado Zulia, Arias Cárdenas, ya que le hemos entregado muchas correspondencias, tanto atletas, entrenadores y responsables de la disciplina del bicicrós, cierto es que nos escuchan pero no nos prestan atención, hacen caso omiso a nuestras justas aspiraciones. Les pedimos por favor que nos ayuden, el bicicrós  merece ser rescatado.

Comente