El Atlético a esconder defectos

1261_deporte(13)_01
23 de mayo, 2014 - 6:54 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: AFP

El entrenador argentino Diego Simeone afirmó que espera que su equipo pueda esconder sus defectos y aprovechar al máximo sus virtudes, para poder ganar el sábado la Liga de Campeones al Real Madrid en Lisboa.

«Esto viene del trabajo de hace ya casi tres años», señaló en una entrevista a la web de la Unión Europea del Fútbol (Uefa), difundida este jueves, al hablar de los buenos resultados que han acompañado al equipo desde que él llegó al banquillo en los últimos días de 2011.

«Jugamos con humildad, con trabajo colectivo desde los delanteros al portero todos tienen claro cuál es el concepto que se necesita para poder responder, potenciando nuestras virtudes y escondiendo los defectos, que también los tenemos. Esperemos que no se vean», añadió.

Simeone es conocido por la importancia que concede al trabajo y a la estrategia, y eso incluye el estudio del rival, el Real Madrid, que conoce a la perfección.

«Ellos han estado jugando con tres en el medio y tres delanteros, aunque en la última etapa está jugando con un 4-4-2 y les ha ido bien. Cualquier sistema que vayan a utilizar, con las características de los jugadores que tiene, va a ser peligroso. Están plagados de grandes jugadores», afirmó.

Importancia

Real Madrid y Atlético, vecinos y enemigos históricos, son dos clubes con modelos muy diferentes y Simeone, que ya había estado como jugador en el club «colchonero», dijo ser muy consciente de lo importante que resulta este partido para los hinchas.

«Se trata de una rivalidad histórica. Es muy bonito que una misma ciudad pueda tener a un equipo tan poderoso como el Madrid y a un equipo tan luchador como el Atlético de Madrid, con idiosincrasias absolutamente diferentes, también socialmente, y cada uno con sus herramientas para buscar algo bonito para la institución que defienden», señaló.

Simeone es una figura respetada y admirada en el Atlético, además del símbolo de una de las etapas más gloriosas de la entidad, que puede coronarse con un histórico primer título europeo. El argentino llegó en los últimos días de 2011, tras la marcha de Gregorio Manzano, y pronto consiguió enderezar el rumbo de un equipo a la deriva.

En 2012, el club ya consiguió ganar la Europa League y la Supercopa de Europa, en 2013 la Copa del Rey —superando al Real Madrid en la final en el Santiago Bernabéu— y este 2014 ya puede presumir del título en la Liga española, a la espera del desenlace de la final.

Simeone podría volver a darse un baño de masas en la fuente de Neptuno, en el centro de Madrid, como ya hizo el domingo en la celebración liguera con los hinchas rojiblancos.

Comente