El Arena de San Pablo sigue con retrasos

1278_1112descarga
9 de junio, 2014 - 4:09 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Las obras previas al inicio de la Copa del Mundo están en el centro de las críticas de brasileños y de medios de todo el mundo que ya se encuentran en Brasil.

Ayer, a escasos cuatro días de que se juegue el partido inaugural en el Arena Corinthians, obreros limpiaban las butacas e instalaban cables.

Los operarios debieron continuar su trabajo durante la noche con cascos previstos de iluminación. Otros montados sobre una viga revisaron las estructuras del estadio.

El Arena Corinthians tiene capacidad para 61.600 personas y albergará el primer partido del Mundial entre el local y Croacia.

Las obras debían estar terminadas para el 31 de diciembre, pero se vieron perjudicadas por el aumento de los costos, atrasos y accidentes laborales.

«Aún hay mucho por hacer», declaró un operario que pidió mantener su anonimato.

El último partido de prueba que se hizo en ese recinto fue el 1 de junio en un choque entre Corinthians y Botáfogo. En ese partido solo estuvieron habilitadas partes de las tribunas por pedido de los bomberos.

Los sofás para la zona VIP y demás elementos de confort como heladeras y stands de comidas aún se encuentran envueltos en sus plásticos. Corren contrarreloj, ¿Llegarán?

Comente