El 2014 fue para el recuerdo

1477_12B-AFP_01
27 de diciembre, 2014 - 6:33 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

A la hora de destacar lo más llamativo de un año en el béisbol, nunca es fácil incluir todo lo que uno quiere, ni dejar de obviar lo que otros creen que haya sido relevante.

Pero al reflexionar sobre lo ocurrido en este 2014, son muchos los sucesos dignos de señalar. A continuación se presentan los hechos que animaron un gran año:
Puerto Rico en la Serie del Caribe: Un equipo boricua no gana el Clásico Caribeño desde el 2000 y, por supuesto, en los últimos 15 años se ha hablado bastante del declive del béisbol invernal en la Isla del Encanto. Pero este año en Venezuela, unos Indios de Mayagüez dirigidos por el enérgico y entusiasta Carlos Baerga llegaron hasta la final. Y aunque los Indios perdieron el último juego ante los campeones Naranjeros de Hermosillo, ese revivir de la representación puertorriqueña pinta positivo de cara a San Juan 2015 en el Hiram Bithorn donde se celebrará el 20 aniversario del famoso y querido Dream Team de 1995.

La despedida de Derek Jeter: En las Grandes Ligas, Derek Jeter tuvo su «gira de despedida» en los estados que los Yankees visitaron y, por supuesto, en el mismo Bronx. El «Capitán» salió por la puerta grande con batazo de oro en su último juego en el Yankee Stadium y luego un sencillo dentro del cuadro en Boston en el último turno de su carrera.

El dominio de Clayton Kershaw: El zurdo de los Dodgers se convirtió en el primer pitcher de la Liga Nacional en ganar tanto el Cy Young como el premio al Jugador Más Valioso desde que lo hizo el Salón de la Fama Bob Gibson en 1968. Aunque se desplomó en los playoffs contra los Cardenales, lo hecho por Kershaw de mayo a septiembre representó un dominio poco visto en la historia de Grandes Ligas.

Cuba, cada vez más relevante: Aun antes del histórico anuncio de la apertura con Cuba el 17 de diciembre, figuras como Yasiel Puig, Yoenis Céspedes y desde el 2014 José Abreu habían demostrado que los peloteros salidos de Cuba sí podían adaptarse rápido y destacarse en las Grandes Ligas. Si la nueva política de los Estados Unidos con Cuba facilita que los jugadores cubanos tengan su oportunidad aquí, podríamos ver una realidad mucho más rica con tanto talento disponible.

Biogénesis y reivindicación: Fueron muchos jugadores suspendidos el año pasado y no todos han limpiado del todo su nombre. Pero sí es bueno saber que el escándalo no acabó con la carrera de todos. En particular, el dominicano Nelson Cruz, su compatriota Jhonny Peralta y el venezolano Francisco Cervelli han podido seguir adelante. Cruz arrasó en la Americana con los Orioles y fue premiado por los Marineros con un gran contrato; Peralta cumplió a carta cabal con unos Cardenales que confiaron en él; y Cervelli tendrá una vez más la oportunidad de ser cátcher titular en Grandes Ligas desde el 2015, con los Piratas. Además de ese trío, el quisqueyano Melky Cabrera se destacó lo suficiente con los Azulejos como para recibir un contrato de tres años de los Medias Blancas.

Serie Mundial para el recuerdo: Por un lado, los Gigantes confirmaron su condición de equipo élite de las Grandes Ligas en esta década con su tercera corona en cinco años. Por otro, los Reales clasificaron por primera vez en 29 años y quedaron a dos carreritas de coronarse campeones. Fue un suceso crucial para el béisbol. Ningún mercado debe sufrir tanto como el de Kansas City. Por fin hubo luz en el Kauffman Stadium.

Comente