Chile espera a la Argentina de Messi

12A(silueta)-AFP_01
1 de julio, 2015 - 1:27 pm
Redacción Diario Qué Pasa

«Edu» Vargas es el líder goleador de la Copa con cuatro tantos

Fotos: Agencias

Lionel Messi y sus escuderos de Argentina se lanzaron ayer ante Paraguay en busca de su segunda final consecutiva en un año, esta vez en la Copa América, casi obligados a no morir en el intento como ocurrió en el Mundial de Brasil 2014 para acabar con 22 años de sequía.

En la final ya se instaló la anfitriona Chile que sufrió hasta el último segundo para sacarse de encima a una incómoda selección de Perú, que ha crecido en forma vertiginosa con Ricardo Gareca como orientador. Los de Jorge Sampaoli, un hijo dilecto de Marcelo Bielsa, desplegaron en el estadio Nacional de Santiago su acostumbrado juego vertiginoso y de ataque para llegar a su primera final del torneo de selecciones más antiguo del mundo después de 28 años.

«La Roja» ansiosa

«La Roja» ha sido hasta ahora la selección que ha exhibido el juego más vistoso en un torneo marcado por la paridad y sin que las grandes figuras hayan hecho la diferencia Sampaoli sostuvo que la «ansiedad» de la localía le jugó en contra a Chile, pero se pudo recuperar a tiempo para cumplir el «sueño» de meterse en la final de la Copa América. Una generación de grandes futbolistas como Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Eduardo Vargas, nuevo artillero del torneo con cuatro tantos y autor de un doblete ante Perú, le permiten soñar despiertos a los chilenos, que salieron a mares a celebrar en las calles de la fría Santiago.

La pesada mochila de Messi

Messi, capitán y figura albiceleste, carga la pesada mochila de las frustraciones de Argentina, que se ha acostumbrado a quedarse en las puertas del Olimpo pese a contar con una pléyade de dioses del fútbol. La «Pulga» tiene una espina clavada con la camiseta blanquiceleste, un karma que ha confesado como impotencia por casi no poder marcar, la contracara de su implacable instinto asesino goleador en el Barcelona. Hasta ahora solo ha anotado un tanto en este torneo, y de penal, en el primer partido de la fase de grupos, precisamente ante Paraguay, aunque el déficit goleador abarca a toda Argentina.

La albiceleste había convertido apenas cuatro goles en cuatro partidos en el certamen continental, pero ayer fue contundente con la goleada que le propinó a Paraguay, 6-1, partido donde Messi fue clave en las asistenica y Di María encajó dos y asitió uno.

Chile se encontrará en Santiago a una Argentina  que consiguió el fútbol que buscaba, con goles a y dominio a placer.

Messi solo ha marcado un gol en esta Copa

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente