Brasil volvió a chocar con la misma piedra

F-AFP_01
29 de junio, 2015 - 5:07 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Paraguay fue nuevamente la víctima de Brasil en cuartos de final de la Copa América

Foto: AFP

Paraguay repitió la historia, una vez más en la Copa América, una vez más en cuartos de final ante Brasil, una vez más en penales. Y avanzó este sábado a la semifinal de Chile 2015 al imponerse en la decisión desde los 11 metros por 4-3, reviviendo el recuerdo de hace cuatro años en Argentina.

Por los guaraníes solo falló Roque Santa Cruz, con un tiro desviado, y anotaron Osvaldo Martínez, Víctor Cáceres, Raúl Bobadilla y Derlis González. Brasil una vez más mostró una desastrosa tanda, en la que fallaron Everton Ribeiro y Douglas Costa. «Es una felicidad muy grande, sabíamos que podíamos ganarle a una gran selección como Brasil», dijo emocionado González, quien marcó el último penal y salió en hombros de la cancha convertido en el héroe de la noche.

En los 90 minutos, el marcador se cerró 1-1 con goles del brasileño Robinho y de Derlis González, de penal. «En el primer tiempo fuimos superiores pero infelizmente no supimos liquidar el partido», declaró Robinho. Paraguay enfrenta a la poderosa Argentina de Lionel Messi el próximo martes en este mismo estadio de Concepción (sur).

1-0

Como un futbolín, las dos líneas defensivas de Paraguay se movían de derecha a izquierda, siguiendo el balón, que Brasil movía de un lado a otro buscando una brecha en la muralla paraguaya. El libreto se cumplió al dedillo en los primeros minutos: un partido apagado, con Brasil dueño del balón y Paraguay esperando el error para atacar. El gol llegó en los pies de Robinho en una jugada que el veterano inició.

En la entrada del área dio un lindo pase a Elías para abrir la jugada con Daniel Alves, que centra con precisión para el «20» que remató con el borde interno. Paraguay por su parte no se desesperó con el marcador contrario y mantuvo la misma estrategia de apuesta al contraataque.

1-1

Paraguay comenzó a explotar su principal fortaleza, el juego de pelota parada e hizo daño, con rápidos contraataques que comenzaron a generar desespero en la zaga brasileña. Fue ahí que llegó el penal, con una mano de Thiago Silva en el área, que González cobró con clase hacia la derecha del arquero, que se lanzó bien, pero no llegó en el 70′.

«¡Paraguay, Paraguay!», rugía la tribuna, totalmente en contra de la «amarelinha»… El gol vino como un balde de agua helada para Dunga, que sacó a Firmino por Diego Tardelli, que tampoco ayudó mucho a la causa, como Douglas Costa. Paraguay comenzó a buscar la victoria y un lindo remate de González fue una muestra de ello. Brasil estaba opaco, ni arengaba para motivarse y poco buscó el resultado en esa parsimonia Andrés Cunha sonó el silbato y la historia se repitió, otra vez, en penales.

Comente