Ahora sí lo han ganado todo

Brasil campeón olímpico con un Neymar que vale oro

DEPORTES-BRASIL
21 de agosto, 2016 - 8:41 am
Julio Olivero / [email protected]

Un solo título le era esquivo a la «seleçao»: la medalla de oro de unos Juegos Olímpicos

Fotos: AFP

Máxima ganadora en la historia de los mundiales de fútbol, títulos de Copa América, títulos de Copa Confederaciones, ganadora de torneos internacionales, campeona en cualquier cantidad de eventos… Brasil lo ha ganado todo, bueno, casi todo. Un solo título le era esquivo a la «seleçao»: la medalla de oro de unos Juegos Olímpicos. La tarde-noche de este sábado, en su mítico estadio Maracaná, ante su gente, en sus olimpíadas de Río 2016, y con un Neymar convertido en el protagonista de la película, la selección de Brasil superó en penales (5-3) a Alemania en la final del torneo de fútbol masculino para consagrarse campeón olímpico y ganar la medalla de oro; único reconocimiento que faltaba en sus vitrinas.

Se cumplió con el compromiso

De menos a más; así fue el transitar de Brasil en estas olimpíadas realizadas en su casa. Evolución que le permitió llegar a la final olímpica ante Alemania, un rival cuyos recuerdos amargos se remontaban a las semifinales del Mundial 2014, donde los germanos trituraron 7-1 a la canarinha ocasionándoles una de las mayores humillaciones de la historia; la final de este sábado ante el equipo europeo, le daba un toque adicional, pues si bien es cierto no son los mismos jugadores (ambas selecciones son sub 23) la herida seguía igual de viva y alguna generación debía pagar la deuda.

Neymar abrió y cerró con broche de ORO

Minuto 27 del partido; Neymar ejecuta de manera magistral un tiro libre a favor de Brasil, la encaja en el ángulo y da un presagio de lo que se venía. Sin embargo, Alemania vendería cara su derrota. Maximilian Meyer igualó las acciones del partido a los 59 minutos, con un disparo a ras de piso gracias a un centro por derecha de Jeremy Toijan.

neymar

Jugados los 90′, con la paridad 1-1, brasileros y germanos se fueron a la prórroga pero sin poder hacerse mayor daño en esta instancia. Los penales eran la única forma de definir el campeón.

Brasil convirtió en gol sus cuatro primeros disparos. Alemania solo anotó tres; Nils Petersen erró el cuarto para su equipo y dejó el camino libre para que Neymar volviera a aparecer en plan protagónico, marcara el tanto de su vida, borrara los malos recuerdos, y diera a Brasil el único título que no tenía. En efecto, el jugador del Barcelona y el heredero de «O′Rey» en la «seleçao», no falló. Anotó y dio la gloria más importante que ha tenido el país amazónico en sus últimos años. País que ahora espera, tras el título obtenido, ver el crecimiento de una generación «dorada» que le devuelva las alegrías y los campeonatos de otrora.

selección-de-brasil

Comente