Con marcador de 1-0

Bélgica venció a Inglaterra y jugará frente a Japón en octavos

Bélgica
28 de junio, 2018 - 4:34 pm
Con información de Agencias

Bélgica e Inglaterra lucharon por el liderato, la selección belga se cruzará con Japón y el combinado inglés con Colombia

Foto: Agencias

Inglaterra y Bélgica no pensaron más allá de los octavos. No se estresaron pero sudaron. No se agobiaron pero buscaron la portería rival. Roberto Martínez introdujo a nueve suplentes y Gareth Southgate a ocho en un carrusel de cambios que parecía desembocar en un baile sin música. Parecía que los «diablos rojos» iban a cortar con cuchara y los «Three Lions» a morder sin dientes. Que iban a buscar descaradamente ser segundos sin pensar en el triunfo y fantaseando con un hipotético viaje ‘cómodo’ y ‘plácido’ hacia Moscú. Pero nada de eso. Dos no se pelean si uno no quiere. Pero en Kaliningrado, ambos conjuntos quisieron y buscaron el gol y el triunfo.

Sin Kane, Lukaku, Sterling, Hazard, De Bruyne, Alli Bélgica e Inglaterra lucharon por el liderato. Y no fue un combate nulo. Se lo llevó «Bob» ante su amigo Gareth. No hizo falta que las amarillas entraran en juego. La selección belga se cruzará con Japón . Y el combinado inglés con Colombia . No será un camino de rosas para los «pross».

Roberto Martínez y Southgate se conocen demasiado bien y sus equipos utilizan el mismo esquema. Los tres centrales son innegociables. El dibujo es el mismo y se anularon. Bélgica con más balón y más tranquila e Inglaterra más dinámica e intensa. Sólo una indecisión entre Stones y Pickford, que acabó solucionando Cahill enviando al limbo el balón que se colaba, puso picante al primer acto. Tielemans lo intentó desde su casa sin premio. Se miraron al espejo. Hay tantos belgas en la Premier que el encuentro parecía jugarse en Londres o Mánchester.

Lea también: Wayne Rooney jugará con el DC United de la MLS

Nadie se salía del guion salvo un Vardy que no entiende de medias tintas. Nunca se deja ni un gramo de garra. Era un duelo sin rasguños y plagado de «debutantes» en este Mundial hasta que Januzaj agarró el balón. El extremo de la Real es un futbolista diferente, cargado de talento y capaz de inventarse un gol en una baldosa. Lo hizo cogiendo el esférico en el área inglesa, esquivando a Rose con un amago en el que piso el cuero, se abrió hueco y clavó un zurdazo en la red de Pickford. Era su estreno goleador con Bélgica. Un golazo en un choque sin brillo ni adrenalina. El extremo de la Real no hizo cuentas. No entiende cábalas ni de especulaciones.

El liderato era de los «diablos rojos» e Inglaterra estaba herida. Los deseos de derrota y segunda plaza para un camino más asequible rumbo a Moscú saltaron por los aires. Los «Three Lions» no querían perder. Hay veces que las sensaciones y la moral pueden a la lógica. Ya lo dijo Lineker en la previa. Quería un triunfo inglés que no llegó. Otro Mundial sin pleno en la fase de grupos para los «pross». Una derrota sin consecuencias pero que deja alguna mancha en su currículum. Y Colombia aparece en el horizonte para un equipo que no supera una eliminatoria en una gran cita desde 2006.

Rashford fue el agitador de la rebelión inglesa. No entró al rescate un Kane que sigue como «pichichi» y con su escandalosa media realizadora intacta. Lukaku tampoco salió. El protagonismo fue para el joven talento del United. Se quedó solo ante Courtois, con Loftus-Cheek sin oposición para empatar, pero se jugó el tiro. Y el meta belga lo desvió «in extremis». Lo volvió a intentar Rashford, pero Bélgica se parapetó atrás. Kompany entró para sujetar el muro de «Bob» Martínez. Pickford dejó a Mertens sin diana. El combinado belga rozó el segundo en el epílogo, completó su pleno y su liderato. Inglaterra resbaló pero tendrá, en teoría, una senda más asequible si supera a Colombia, que no es poca cosa. Su derrota pudo verse como un triunfo en Londres. El Mundial dictará sentencia.

Palabras clave
, ,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente