francis

Barcelona un 2016 con luz y sombras

messi
26 de diciembre, 2016 - 1:37 pm
Francis Blackman / francisblackman@quepasa.com.ve

El crack argentino no solo ha maravillado, sino que ha liderado al equipo en los momentos más necesarios para conducir el tránsito de un Barcelona en el que los nuevos fichajes no han acabado de asentarse como se podría esperar. El año 2016 acaba en azulgrana tal y como terminó el 2015. No en cuanto a unos resultados que han dejado al equipo más por debajo de lo esperado respecto al Real Madrid, pero sí refiriéndose a las sensaciones de un vestuario en el que las estrellas y los secundarios, los titulares y los suplentes, adquieren sin disimulo su papel

Foto: Agencias

Barcelona- Adiós al 2016 con el recuerdo del segundo doblete Liga-Copa de la era Luis Enrique. Adiós al 2016 con la urgencia de recortar la ventaja adquirida por el Real Madrid en la Liga. Adiós esperando a Messi y, más aún, a Luis Enrique. Adiós con el futuro de Suárez o Neymar sentenciado. Adiós… Con un equipo muy reconocible, en el que la separación entre titulares y suplentes se adivina enorme. ¿Demasiado? Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Jordi Alba, Busquets, Iniesta, Messi, Suárez y Neymar. Nueve futbolistas cuya presencia en el once inicial del Barcelona se adivina intocable, más allá de rotaciones y descansos obligados.Falta un central cuyo puesto Umtiti ha comenzado a discutirle a Mascherano y un medio en que el papel de Rakitic ha disminuido, entrando en discusión André Gomes, Arda, Denis o Rafinha.

El resto se adivina indiscutible. Sergi Roberto le ganó la partida de forma absoluta a Aleix Vidal en el lateral y la sucesión de Xavi ha acabado por convertirse dos años después en un galimatías, pero la realidad es que la columna vertebral del Barça, dejando aparte la eclosión de Neymar y Suárez como acompañantes de Messi en el mejor tridente del fútbol mundial, se mantiene prácticamente inalterable. Piqué, Busquets e Iniesta permanecen desde 2008, Ter Stegen ocupó el puesto dejado por Bravo y Jordi Alba es intocable a partir de su fichaje en 2012.

Messi y los nuevos

De la incorporación a la competición de Arda Turan y Aleix Vidal en enero y los fichajes de Cillessen, Umtiti, Digne, André Gomes, Denis Suárez y Alcácer no ha habido las mejores noticias precisamente. Una inversión que roza los 200 millones de euros para que en 2016 el papel de Messi no solo se mantenga en el primer plano, sino que haya crecido hasta el infinito.Leo ha marcado 51 goles en azulgrana este año que acaba para convertirse, confirmarse, como el director de orquesta necesario, indiscutible e innegociable de un equipo entregado a su fantasía y contundencia. El mediocampista croata sumó su tercer partido sin jugar con el Barcelona, pues Luis Enrique lo tiene relegado a la banca y ni siquiera es una de sus opciones de cambio.

El crack argentino no solo ha maravillado, sino que ha liderado al equipo en los momentos más necesarios para conducir el tránsito de un Barcelona en el que los nuevos fichajes no han acabado de asentarse como se podría esperar. El año 2016 acaba en azulgrana tal y como terminó el 2015. No en cuanto a unos resultados que han dejado al equipo más por debajo de lo esperado respecto al Real Madrid, pero sí refiriéndose a las sensaciones de un vestuario en el que las estrellas y los secundarios, los titulares y los suplentes, adquieren sin disimulo su papel.

Palabras clave
,

Comente