Barcelona clasificó primero

1463_deportes-(3)_01
11 de diciembre, 2014 - 12:01 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: AFP

El PSG ya sabe lo que es perder en el Camp Nou. El Barça necesitaba el triunfo y entre Messi, Neymar, Xavi y David Luiz se aliaron para facilitar las cosas a Luis Enrique. Leo porque frenó en seco la euforia gala al marcar rápido el empate, Neymar por anotar con un disparo mágico el 2-1 cerca del descanso, Xavi por hacerse el dueño del partido desde el mismo momento en que entró y David Luiz… por ser el mejor amigo del Barça.

Despistado en el 1-1, estuvo perdido en el 2-1 e inició la jugada del 3-1 al perder de mala manera un balón en ataque. Fuera de su posición. Horrible. Si en París perdió su virginidad, el Barça de Luis Enrique ante el mismo rival recuperó sus sensaciones.

Gol tempranero

En apenas diez minutos el equipo francés ya le había tomado la medida y al cuarto de hora, en su segunda llegada al área de Ter Stegen, Ibrahimovic enmudeció al Camp Nou con un excelente gol. David Luiz, tantas veces ligado al Barcelona, ofreció en el Camp Nou una clase maestra de inutilidad hasta en tres ocasiones.

Y la segunda de ellas, mirando como si no fuera con él el balón en el centro desesperado de Suárez, acabó con el mágico remate de Messi en el segundo palo, para igualar rápido el gol de Ibrahimovic y cerrar el susto.

La fortuna apareció al final de la primera mitad, en otra cantada de la zaga del campeón francés que regaló el balón a Neymar, quien desde fuera del área lanzó un disparo estratosférico que puso por delante al Barça.

En la continuación, el tedio duró hasta que Blanc quemó sus naves dando entrada a Pastore y sacando a Verratt para desnudar a su centro del campo, que entregó las armas cuando Luis Enrique puso en danza a Xavi, excepcional en el gobierno final del partido y trascendente para que Suárez se estrenase en la Champions para cerrar el partido con el 3-1.

Comente