Arranca temporada de la NBA

deportes-(3)_01.jpg - 27.64 Kb
28 de octubre, 2014 - 2:04 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: AFP

La temporada 2014-15 de la NBA se pondrá hoy en marcha en medio de grandes expectativas por las mudanzas de jugadores a otros equipos que han cambiado la correlación de fuerzas en ambas conferencias, y el regreso de estrellas lesionadas como Kobe Bryant y Derrick Rose.

El torneo inicia su largo camino hasta las finales de junio con tres partidos, en los que estarán envueltos varios aspirantes al título. Los campeones San Antonio Spurs reciben en su cancha a los Dallas Mavericks, mientras Orlando Magic acogen a los New Orleans Pelicans y Los Ángeles Clippers visitan a Houston Rockets. La temporada pinta tan pareja que al menos 16 equipos tienen oportunidades reales de llegar a los playoffs en junio, mientras otros 14 tendrán que verlos desde la sala de sus casas.

Desde el primer tiro al aro el objetivo es llegar a la postemporada. No importa en qué posición. Se han visto octavos sembrados alzarse con el título, porque los playoffs son otro campeonato, y la Final un súper torneo de mentalidades más que de físico. Y si de físico se habla, Kobe Bryant y Derrick Rose saldrán este año dispuestos a demostrar que han dejado atrás dos años de angustiosas lesiones para regresar como en sus mejores momentos.

A sus 36 años y 18 temporadas en la NBA, Kobe enfrenta una campaña difícil con unos Lakers de Los Ángeles que parece no irán a ningún lado, pese a las buenas intenciones de su nuevo técnico Scott Byron. Bryant volvió a principios de temporada luego de siete meses y medio de rehabilitación por la ruptura del talón de la corva y jugó sólo seis partidos antes de ser dejado fuera a mediados de diciembre con la rodilla izquierda fracturada.

LeBron y los Cavs deben mandar en el Este

Las mudanzas de jugadores de un equipo a otro le han dado un giro dramático al perfil de ambas Conferencias, pero principalmente en el Este, donde la salida de LeBron James de Miami y su regreso a Cleveland Cavaliers ha cambiado la correlación de fuerzas. De la noche a la mañana Miami pasó de ser presencia segura en la final a aspirante a los playoffs, mientras los Cavaliers, tras varias campañas sufriendo en el sótano, ven la luz al final del túnel que les ha abierto el «King» James.

Con una nómina liderada por LeBron, y con Kyrie Irving, Kevin Love, Mike Miller y Anderson Varejao de complementos, los Cleveland tienen la oportunidad real de festejar su primer título desde que nacieron como franquicia en 1970. Pero Cleveland estará caminando sobre cristales todo el tiempo. Su principal pesadilla serán unos Chicago Bulls que aspiran a reeditar los buenos tiempos de Michael Jordan, Scottie Pippen y Phil Jackson.

Desde que Jordan le dio su último anillo a Chicago en 1998, la Ciudad de los Vientos ha navegado entre esperanzas y frustraciones, sin llegar a ningún lado. Y el base Derrick Rose ha sido parte de esa ambivalencia de sentimientos. Su físico será la gran incógnita de nuevo. Desde que se rompió los ligamentos en 2012 y los meniscos en 2013, no ha pisado la cancha más de 39 veces en la temporada regular desde la campaña 2010-11.

Spurs bailan en un Oeste lleno de espinas

Si Cleveland caminará sobre cristales en el Este, los Spurs lo harán sobre espinas de cactus en el Oeste. Desde la temporada 1997-98, los Spurs se han clasificado invariablemente a los playoffs. Y en el camino han cosechado 11 de sus 20 títulos Divisionales, 6 de Conferencia y 5 de la NBA.

La tropa del «Coach Pop» no la tendrá fácil en una División Sudeste que incluye a los Houston Rockets de Dwight Howard y el barbudo James Harden; los Dallas Mavericks del eterno Dirk Nowitzki; Memphis Grizzlies de Marc Gassol, y los New Orlean Pelicans de Anthony Davis. Los Spurs, con la misma nómina que le dio el campeonato el pasado año en la final ante Miami Heat y estrellas de siempre Tim Duncan, Tony Parker y Manu Ginóbili, deberán batallar para repetir el título por primera vez en su historia. Súmele a ellos otros rivales de peso como los Oklahoma City Thunder, Portland Trail Blazers, Los Angeles Clipers y Golden State Warriors, y el dolor de cabeza será mayúsculo para los amantes de los pronósticos.

 

 

 

Comente