Argentina está en el Mundial porque así lo quiso Messi

Messi
11 de octubre, 2017 - 8:36 am
Con información de AFP

Entonces apareció el héroe silencioso. Esta vez no levantó la camiseta como aquella tarde épica en el Bernabéu. Sufrió, y dijo basta: el de Quito fue el del Barça, el sobrenatural que juega con mortales

Foto: AFP 

La albiceleste terminó tercera en la clasificatoria sudamericana. De verse fuera en el inicio de la decimoctava y última fecha, firmó el pase con 28 puntos, por encima de Colombia (27) y Perú (26), que se quedó con el salvavidas de repechaje.

Brasil, el todopoderoso líder clasificado hace cinco jornadas, goleó a Chile 3-0 y lo dejó por fuera de la cita en Rusia, sin posibilidad de exhibir sus dos coronas de América.

Y Uruguay por fin festejó una clasificación tranquila. Terminó segundo (31), sepultando su suerte en los trampolines del repechaje, donde consiguió tres boletos y perdió uno.

Llegó el ‘Messias’

Messi le ganó el duelo al lógico pesimismo que se había apoderado del país, al miedo que carcomía las piernas de sus compañeros de selección, al temor que había por la altura de la capital ecuatoriana, a la tristeza que dibujaba su rostro vestido de celeste y blanco.

Tres finales perdidas, tres frustraciones, demasiado para un genio que se acostumbró a hacer delirar al mundo vestido de culé.

El Mundial no podía quedarse sin él, sin su talento, sin su gambeta, sin sus túneles, sin esos dedos índices apuntando al cielo cuando se abraza con el gol.

«Estaba el miedo de quedar afuera. Hubiese sido una locura para Argentina, para nosotros, para todos y sí, obviamente que estaba el temor ese, pero hoy más allá de eso lo supimos jugar», señaló.

No hacía falta que hablara con la prensa -los jugadores de Argentina volvieron a hablar con los medios de comunicación casi un año después del veto por una acusación contra Lavezzi-, lo hizo con tres magníficos goles, con una victoria 3-1 que valió un Mundial, una clasificación.

«Messi no le debe el Mundial a Argentina, el fútbol le debe el Mundial a Messi». Más claro no pudo ser el entrendor Jorge Sampaoli.

 

 

Comente